Imprimir esta página

Cristian Cango un líder social

Valora este artículo
(0 votos)

 

Él es como su nombre, pues Cristian viene de christianus o seguidor de Cristo; y esto no es casualidad, tantos atributos en su carácter lo hacen digno de serlo. Dedico estas líneas a describir la acción de Cristian Cango Verdesoto, un líder de luchas sociales.

Se trata del secretario actual del Sindicato de Trabajadores del Municipio de Loja, siempre alerta en la defensa de los derechos de los agremiados, haría cualquier esfuerzo por justicia para sus seguidores, muy lejano a buscar figurar en primer término, pues desconoce la vanidad, (y así es mejor). Yo creo, que en Cristian se aloja el espíritu del liderazgo (puro) y por esto, él no podría nacer de otra forma, ni llamarse de otra manera, Cristian es Cristian, un axioma social verdadero.

Lo conocí en el año 2018, ha llamado mi atención aquellas muestras de entrega a los intereses colectivos, una escritura social sin símbolos, pero, con grandes signos de liderazgo. Presenciando sus conversaciones con los compañeros: los afanes de cada uno, la impotencia por la injusticia, las luchas sociales, la carencia de voz ante la autoridad laboral, y los esfuerzos de un líder sindical por posibilitar soluciones; sentí la incitación que me lleva a realizar esta descripción.

Porque hay realidades que se hacen a puro latir y se olvidan, parecieran superfluas, pero, a la vez, son profundas en las significaciones sociales, porque a quién le interesan los problemas de cientos de obreros, más aún de los adultos mayores, solo por citar algo: Porque a: Elvio, Edgar, Hugo, Jaime, Celso, Héctor, y José, les ha tocado jubilarse. Porque a quién le puede alegrar que a: Amable, Julio, Ángel, Guillermo, Pedro y Jorge están en el Plan de desvinculación del año 2018 del Municipio de Loja. Porque sin duda, a quién le preocupa que Juana cayó enferma y que a Segundo y Carlos les urge retirarse por las mismas causas; estas son razones para Cristian (sol que atrae a otros soles), un humanista más humano, alguien que en su sencillez es un roble frenando ciclones, y a base de cabeza más corazón da caminos de consenso, concilia fuerzas con poder y logra lo imposible.

Una suerte de liderazgo, entrega y visión social que trasciende.  En estos días, llega el “1 de mayo”: Día de los trabajadores, seguramente estará Cristian Cango, con sus luchas sociales, sus ideales de justicia, sin ánimo de confrontar sino de resolver: marchando, juntando fuerzas, dirigiendo a sus seguidores por el bien, aunque para eso tenga que hípersensibilizarse: apropiarse de los problemas del otro, sentirlos arder en la piel, hasta ser una impronta esencializada, o un axioma social. Ciertamente es un líder, con esa grandeza que solo se consigue a base de amor.(O).

    

Lo último de Sandra Beatriz Ludeña Jiménez

Inicia sesión para enviar comentarios