22 / 10 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

Las palmas de don Daniel

Valora este artículo
(0 votos)

 

Empiezo este comentario rememorando lo que era el barrio “Las Palmas”, este lugar emblemático para la ciudad de Loja, por el colegio que en realidad es un instituto técnico “Daniel Álvarez”, que ha formado a tantos jóvenes en esta localidad, a través del cual, la Fundación Álvarez ha desplegado una gran labor social.

La verdad es que esta zona de la ciudad de Loja, en otro tiempo, fue nombrada como barrio “Las Palmas”, porque en el predio que pertenecía a la Fundación Álvarez, existían dos árboles de palma, contiguas, imponentes, se convirtieron en un emblema que identificó al lugar donde estaban plantadas, eran de gran altitud, como la visión de los sacerdotes que dirigían la fundación.

Tan robusta como la palma, fue la visión gestora de progreso, así pues, el colegio que estaba en este sector, tenía especialidades no comunes con otros, las que más llamaban la atención eran la de “Agropecuaria”, “Electromecánica”, “Mecánica industrial”.  Grandes extensiones de terreno fueron parcelas en las que se enseñaba a los alumnos a cultivar la tierra, así como lo poderoso de las “Ciencias Naturales”, de esta misma manera, el colegio había dotado de laboratorios y talleres, para enseñar a los alumnos lo valioso de comprender la “Mecánica” de las cosas. 

Así, muchas generaciones de lojanos, egresaron de esta institución educativa con una experiencia técnica profesional, que les permitía mayores posibilidades de desarrollo, y así el barrio: “Las Palmas” fue famoso, pues se convirtió en una zona urbana de desarrollo, y tanto palmas como colegio fueron trascendentes para Loja; es decir, las palmas de don Daniel Álvarez, nos heredaron desarrollo.

En un espacio epocal, en el cual la tecnología no iba más allá de lo manual y que la mayoría de cosas eran de madera y metal, una formación mecánica resultaba verdadera estrategia, que dotaba al estudiante para enfrentar con solvencia la realidad de esa época; por otra parte, las ciencias agropecuarias son importantes para la humanidad, mientras la tierra sea tierra y el sol siga encendido.

Finalmente, las famosas “Palmas” ya no están plantadas en este barrio, el desarrollo urbanístico y la modernidad las reemplazó por viviendas, sin embargo, la marca permanece en la memoria colectiva de los lojanos, ¿cuántos profesionales estudiaron en la zona de Las Palmas? ¿Cuantos jóvenes para ir a la universidad, tomaban la ruta de Las Palmas? ¿Cuántos profesores trabajaron en la zona de Las Palmas? ¿Cuántas familias residieron en este lugar?  Hay historias que se graban como impronta en la memoria colectiva y que aunque ya no estén presentes son recordables.  Las palmas del colegio Daniel Álvarez, lo demuestran con claridad.(O).    

 

 

 

 

 

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
Pasar la página
Ya nadie quiere hablar de los días oscuros. Nos agotamos tanto entre la angustia y la incertidumbre, que preferimos pasar…
Pensamiento, palabra y acción
Cada uno da a las palabras que emplea el sentido que le es accesible. Y, a la vez, un individuo…
Subjetividad en la sana crítica
La sana crítica es usada por los jueces en los procesos judiciales y se compone de inferencias o conclusiones de…
Escrito por
Cambió profundamente la correlación de fuerzas
El garrotazo propinado por el gobierno al pueblo del Ecuador el miércoles 2 de octubre del presente año cambió de…
Escrito por
La justicia por tuit propio no es justicia, es barbarie
Las historia de Andrea y Miguel es una en la que el común denominador es la violencia intrafamiliar. Violencia entre…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Octubre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Edición digital