28 / 02 / 2020

Archivo Loja, Ecuador

El sentido colectivo de lo social

Valora este artículo
(1 Voto)

 

Entre lo admisible y lo posible existe una diferencia que es necesario indagar, en tiempos en que aparecen muchas voces bambalina, quizá agradables ante una audiencia ávida de novedad, sin embargo, la falta de análisis, nos puede llevar a apoyar y monumentizar el accionar equivocado de algunos actores sociales, que ciertamente, aparecen en la palestra, pretendiendo estar en la lucha, sin embargo, su posición individualista, deconstruye el sentido colectivo.

Se trata de reevaluación de propuestas y posturas, pues no todo lo que brilla es oro, en primer término porque no siempre se hace una evaluación de quienes se abanderan de luchas sociales.  En segundo lugar, porque quizá aún no hemos madurado como sociedad, alcanzando un pensamiento crítico, que permita identificar quién es quién; porque quizá la actitud sea admisible, pero, esta no posibilite un transitar desde las figuras individuales hacia el sujeto colectivo.

En los últimos años, he visto con pena, cómo se ha confundido el significado de feminismo y se pretende utilizarlo para cualquier cosa, alejándose del sentido colectivo que en realidad debe sustentar la lucha de las mujeres por alcanzar mejores condiciones de vida.  He observado con asombro, como un colectivo de personas, se conforma con la única premisa de obtener protagonismo en los medios de comunicación, lejos queda, la ideología social.

Soy mujer, pero no por serlo, debo de estar de acuerdo con lo que hacen otras mujeres, me interesa realizar una lectura social más crítica, e incentivar al análisis, es necesario aprender a interpretar, juzgar e identificar, si la propuesta es válida, si merece ser legitimada (o no); se trata de un asunto serio, pues dar credibilidad a quienes no poseen carácter social es entregar una bomba explosiva a manos de un niño.

En tiempos en los cuales, traspasar la frontera de lo admisible y delinquir es tan delicado como romper un simple hilo, imagínese que por omisión culposa (sin intensión), alguien violó algo, y que a propósito de esto, aparecen los gallinazos sociales, ávidos de protagonismo, haciendo del escándalo la mejor ocasión para brillar, ante una sociedad poco crítica, confundida y expuesta a la alarma; con seguridad construiremos el camino a la criminación social y a la perpetuidad del conflicto.     

Realizo la propuesta de crítica social, tratando de ir más allá de la simple acción de buscar la paja en el ojo ajeno, sino, cómo con otras discursividades sociales, en lo femenino también se evalúe y reevalúe, a efectos de contribuir a gestar un sentido colectivista. Esta reflexión es imperante para otorgar a quien merezca la carta de ciudadanía y gestor social con sentido.(O).

 

 

Lo último de Sandra Beatriz Ludeña Jiménez

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
¿Qué es el Ineval?
El Ineval es el Instituto Nacional de Evaluación, creado vía constitucional en el 2012. Es un organismo autónomo, no adscrito…
Cultura cívica que enseñe a los ciudadanos a elegir con libertad
Consideramos que el deber de todo buen hijo de la tierra, es amarla, quererla y respetarla, para que sea blanca…
Escrito por
Desconcierto y parálisis en la actividad económica
En medio de la permanente barahúnda en que se debate la humanidad, por los diarios reclamos ciudadanos a los gobiernos…
Educación: un gran problema por resolver (2)
En la entrega anterior aseveramos que, según una óptica generalizada, la Educación en nuestro país, y en prácticamente la mayoría,…
Recorriendo Nangaritza
Hastiados del ambiente urbano, el grupo de amigos “Los Aventureros”, resolvimos recorrer el cantón Nangaritza. Eran las 05h00 del 1…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Junio 2015 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

Edición digital