28 / 03 / 2020

Archivo Loja, Ecuador

Comunidad diversa e inversa

Valora este artículo
(0 votos)

 

El mundo se encuentra al revés, ese es mi argumento, porque somos tan diversos, tan diferentes e inversamente iguales ante la ley, porque hemos heredado la discriminación en la memoria colectiva y sin embargo, luchamos por la igualdad de derechos a la que queremos acceder y rechazamos que el otro tenga lo mismo. No obstante, debemos comprendernos para sobrevivir la compleja realidad.

Mi objetivo aquí es discutir las dimensiones problemáticas de la forma en que la noción del individuo es movilizada por el concepto de iguales en comunidad, los avatares de su representación teórica y la praxis que traduce el grado de comprensión del individuo.

Posiblemente la imposición normativa empobrezca la reflexión, sin embargo, de esa manera indeseada y paradójica, partiendo quizá de un horizonte utópico, se aporta formas de desarrollo en comunidad; el ejercicio es riesgoso, complicado, pero nos incita a madurar como sociedad.

Hay que analizar, que el individuo se constituye en una meta normativa, desde la convicción de remontar la discriminación y exclusión de los integrantes de los grupos sociales y su reconocimiento como ciudadanos iguales, es decir, la noción afirmativa de individuo y la noción de ciudadanía que se subsume al ejercicio de derechos y obligaciones comunes, y que les aporta autonomía personal y responsabilidad por sus acciones.

Hay que saber escuchar y observar a la gente común, mis análisis se derivan de eso, de saber que vivimos la inflexión más profunda de la historia humana, y que eso nos ha hecho cambiar, porque no fue solamente encontrar nuevas formas de comunicarnos, también cambió: cómo conocemos, cómo nos relacionamos con nuestros semejantes, cómo surgen gustos y preferencias; lo que a la final nos aporta una escala de valores dinámica. Por tanto, ante esta comunidad más exigente, resulta una mera política prioritaria la necesidad de crear un marco legal que regule las revolucionadas relaciones sociales, e inversamente necesario que los ciudadanos comprendan que conformamos una sociedad diferente, con exigencias de otro nivel.

El reto para los líderes sociales, ya no está limitado a la simple convocatoria, pues, como muestra traigo acotación que anteriormente se precisaba que un grupo de señoras acudan para el cabildeo, como acto culmen de la participación ciudadana, logrando que la gente muchas de las veces, esté por estar, sin comprender el sentido de lo que hace; si así sigue la  comprensión individual, nos quedaremos en el conflicto; por esto, los líderes sociales tienen que estar preparados y dar cátedra comunitaria. Es deber de todos lograr la compresión profunda de la comunidad diversa e inversa.(O). 

 

Inicia sesión para enviar comentarios
La lectura del coronavirus desde nuestra inteligencia espiritual
Hoy más que nunca, frente a la pandemia del coronavirus, le estamos haciendo el quite a la muerte que muy…
El mito: divino o heroico
El Mito, nacido del ingenio, de la imaginación y de una suprema capacidad mental, para cruzar las barreras de lo…
El mundo en un chamico
A quién en estos momentos de angustia se le ocurre descubrir cómo es la tecnología del chamico, bueno, aunque no…
Los cambios políticos que va arrojando el coronavirus
La empresa privada del mundo entero es absolutamente incapaz de hacer frente al problema de salud creado por el coronavirus.…
Vencer la peste con inteligencia
El arte tibetano de la serenidad y las clases de miedo, es una forma oportunísima de vencer la peste. Ahora…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Enero 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

Edición digital