21 / 10 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

Verónica o Jeannine

Valora este artículo
(0 votos)

 

En días anteriores apareció en Facebook una especie de encuesta en la que se pedía la opinión acerca de cuál de las dos asambleístas lojanas era mejor.

La mayoría de mis contactos o de los que Facebook escoge para hacerme llegar sus mensajes, que son de izquierda, contestaron simplemente "Verónica", unos pocos sustentaron su punto de vista, nadie se pronunció a favor de Jeannine. La encuesta así realizada no siguió un método científico, la muestra no es confiable, pero a mí me sirvió para identificar a quienes aprecian positivamente el desempeño de Verónica. Las respuestas no eran imparciales, sino que respondían preponderantemente a posturas ideológicas. 

Verónica como parte del CAL gozó de protagonismo a nivel nacional. Hizo exposiciones brillantes en el fondo y en la forma, sin caer jamás en bajezas. Aplaudí con entusiasmo su propuesta de reforma constitucional para que los prefectos sean elegidos por los ciudadanos de las parroquias rurales de cada provincia, de entre ellos. Sus intervenciones equilibradas no generaron reacciones virulentas en su contra y en el plano jurídico no fueron rebatidas. Su alta calificación como legisladora fue desconocida por la nueva mayoría neoliberal y por su cercanía a Rafael Correa fue relegada en la conformación de las comisiones, injustamente castigada en estos días de destrucción del país. Volvió a brillar al defender los recursos para el FIAVL, gravemente cercenados por el ministro de Cultura.

En las redes sociales he manifestado mi criterio sobre Jeannine y ahora lo hago por este medio: lo que más le perjudica a ella es el maltrato a principios universales del Derecho. Por faltar a las normas legales fue penalmente condenada. Y en ese conflicto recuerdo que exigió lo contrario al principio de que nadie está obligado a probar su inocencia, que quien acusa debe probar su aseveración. En 2017 ella gozó de protagonismo en los grandes medios de comunicación del país, por su fogosas intervenciones, por su facilidad de palabra, por su anticorreísmo. Su estrellato no se mantuvo precisamente por la inconsistencia jurídica de sus argumentos. Ahora está de interpelante con una acusación insostenible en Derecho estricto, porque los vocales del CPCCS no han cometido delito alguno, nada de lo hecho por el trujillato ha cambiado. (O)

 

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
Pasar la página
Ya nadie quiere hablar de los días oscuros. Nos agotamos tanto entre la angustia y la incertidumbre, que preferimos pasar…
Pensamiento, palabra y acción
Cada uno da a las palabras que emplea el sentido que le es accesible. Y, a la vez, un individuo…
Subjetividad en la sana crítica
La sana crítica es usada por los jueces en los procesos judiciales y se compone de inferencias o conclusiones de…
Escrito por
Cambió profundamente la correlación de fuerzas
El garrotazo propinado por el gobierno al pueblo del Ecuador el miércoles 2 de octubre del presente año cambió de…
Escrito por
La justicia por tuit propio no es justicia, es barbarie
Las historia de Andrea y Miguel es una en la que el común denominador es la violencia intrafamiliar. Violencia entre…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Octubre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Edición digital