17 / 11 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

Subjetividad de género en lo penal

Valora este artículo
(0 votos)

La subjetividad está prohibida para los operadores de justicia, pero, es difícil no caer en estas, pues somos humanos; más, si se trata temas sociales como el género, que son tan complejos; por ello, existe la responsabilidad social de cada ciudadano de conocer sus derechos y hacerlos respetar, las leyes y lo que expresa la Carta Magna; así, es importante esta reflexión.

Respecto del género abundan los criterios errados y se piensa que la mujer se mantiene todo el tiempo vulnerable y que el hombre siempre es agresor; que la mujer es débil y el hombre siempre más fuerte; que la mujer necesita protección y el hombre se defiende solo, que la mujer por el embarazo es predestinada al cuidado de los hijos y que el hombre, por esa diferencia biológica, no es apto para el cuidado de estos; que la mujer no tiene apetencia sexual y el hombre siempre está hambriento de sexo. Este tipo de subjetividades socialmente trascienden, llegando a marcar el campo de los roles, lo que en materia del Derecho se las reconoce como estereotipación y propician errores judiciales.

Las leyes que protegen a la mujer, son hechas para casos de vulneración de derechos, más, si se cree que la mujer siempre es vulnerable, asumimos que nunca es igual al hombre, teoría discriminatoria que niega el derecho a la igualdad para mujer y hombre.  Por otra parte, el hombre moderno, hace esfuerzos para que la igualdad funcione, si esto no fuera así, el antagonismo nos destruiría, por ello, cuan dañino es pensar que el hombre siempre es agresor contra la mujer, claro,  hay la excepción y por eso los delitos de género.  En cuanto a los hijos, se creía que la mujer por el embarazo asumía el rol de cuidado perpetuo, hoy no es así, inclusive hay resoluciones judiciales donde se le da el custodio de los hijos al padre; lo que permite vislumbrar el reconocimiento de la igualdad.

Una de las cosas en las que deseo hacer énfasis es en lo de la apetencia sexual, donde se hace diferenciación irreal, que resulta tan absurda como pensar que el sexo femenino nunca tiene la necesidad biológica de hambre y el masculino es hambriento en cualquier circunstancia. 

Lo descrito y más afecta el proceso penal, ya que los operadores de justicia se confunden, por ejemplo: en casos denunciados como tentativa de abuso sexual en clínicas, de parte de médico a paciente, el fiscal debe limitarse a valorar los hechos; pero, si en él hay subjetividades, sucede, que debiendo aplicar el Principio de la menor intervención penal (PMIP) y evitar la privación de libertad, se lleva de la subjetividad y sin asidero jurídico, declara un delito flagrante, con lo que asegura la condena para el hombre, por erradas interpretaciones de roles de género; desdiciendo de la igualdad.(O).

             

 

Inicia sesión para enviar comentarios
Año jubilar del bicentenario
Desde el año 2015 venimos insistiendo en la necesidad de que Loja, una ciudad y provincia destacada por la educación…
La lectura como una relación de encuentro con la ciencia y con el prójimo
Uno de los poetas y dramaturgos más destacados por la profundidad existencial de su pensamiento, Tomas, S. Eliot, retrata la…
El propósito de un aniversario
Hace 199 años, Loja, metrópoli de la intelectualidad y el arte ecuatoriano, logró emanciparse del pretorianismo español. La historia nacional…
Escrito por
¿Volver a las “universidades de garaje”?
Es el temor, más que justificado, de muchos ecuatorianos que miramos con orgullo y optimismo el lento pero seguro despunte…
Escrito por
“Los que aman, odian”
“Los que se aman, odian” es otra novela apasionante del escritor argentino Adolfo Bioy Casares. Narra la historia del doctor…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Noviembre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Edición digital