23 / 01 / 2020

Archivo Loja, Ecuador

Subjetividad de género en lo penal

Valora este artículo
(0 votos)

La subjetividad está prohibida para los operadores de justicia, pero, es difícil no caer en estas, pues somos humanos; más, si se trata temas sociales como el género, que son tan complejos; por ello, existe la responsabilidad social de cada ciudadano de conocer sus derechos y hacerlos respetar, las leyes y lo que expresa la Carta Magna; así, es importante esta reflexión.

Respecto del género abundan los criterios errados y se piensa que la mujer se mantiene todo el tiempo vulnerable y que el hombre siempre es agresor; que la mujer es débil y el hombre siempre más fuerte; que la mujer necesita protección y el hombre se defiende solo, que la mujer por el embarazo es predestinada al cuidado de los hijos y que el hombre, por esa diferencia biológica, no es apto para el cuidado de estos; que la mujer no tiene apetencia sexual y el hombre siempre está hambriento de sexo. Este tipo de subjetividades socialmente trascienden, llegando a marcar el campo de los roles, lo que en materia del Derecho se las reconoce como estereotipación y propician errores judiciales.

Las leyes que protegen a la mujer, son hechas para casos de vulneración de derechos, más, si se cree que la mujer siempre es vulnerable, asumimos que nunca es igual al hombre, teoría discriminatoria que niega el derecho a la igualdad para mujer y hombre.  Por otra parte, el hombre moderno, hace esfuerzos para que la igualdad funcione, si esto no fuera así, el antagonismo nos destruiría, por ello, cuan dañino es pensar que el hombre siempre es agresor contra la mujer, claro,  hay la excepción y por eso los delitos de género.  En cuanto a los hijos, se creía que la mujer por el embarazo asumía el rol de cuidado perpetuo, hoy no es así, inclusive hay resoluciones judiciales donde se le da el custodio de los hijos al padre; lo que permite vislumbrar el reconocimiento de la igualdad.

Una de las cosas en las que deseo hacer énfasis es en lo de la apetencia sexual, donde se hace diferenciación irreal, que resulta tan absurda como pensar que el sexo femenino nunca tiene la necesidad biológica de hambre y el masculino es hambriento en cualquier circunstancia. 

Lo descrito y más afecta el proceso penal, ya que los operadores de justicia se confunden, por ejemplo: en casos denunciados como tentativa de abuso sexual en clínicas, de parte de médico a paciente, el fiscal debe limitarse a valorar los hechos; pero, si en él hay subjetividades, sucede, que debiendo aplicar el Principio de la menor intervención penal (PMIP) y evitar la privación de libertad, se lleva de la subjetividad y sin asidero jurídico, declara un delito flagrante, con lo que asegura la condena para el hombre, por erradas interpretaciones de roles de género; desdiciendo de la igualdad.(O).

             

 

Lo último de Sandra Beatriz Ludeña Jiménez

Inicia sesión para enviar comentarios
Un atropello más
Una vez más, Loja, ha sido golpeada por las huestes centralistas. Ayer fue el Festival de Artes Vivas a quien,…
La traición a los intereses viales de Loja
En el fallido show montado por el ministro de Obras Públicas fue triste constatar que los intereses viales de Loja…
Ideas para aprender a mirar el otro lado de la moneda
Una de las resoluciones que la mayoría de personas asumimos al iniciar cada año nuevo es: este año voy a…
La verdad del caso sobornos 2012 – 2016
xxx Alberto Solano de la Sala Torres xxxx Primero se le llamó despectivamente “arroz verde” luego que les faltó elementos…
Escrito por
El ser humano más que tecnología
Joffre Daniel Minga Nos encontramos en una época en donde los seres humanos buscamos alternativas que permiten reemplazar lo que…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Enero 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Edición digital