01 / 04 / 2020

Archivo Loja, Ecuador

La lectura como una relación de encuentro con la ciencia y con el prójimo

Valora este artículo
(0 votos)

 

Uno de los poetas y dramaturgos más destacados por la profundidad existencial de su pensamiento, Tomas, S. Eliot, retrata la vida del hombre moderno resaltando la angustia y la falta de compromiso antropológico para confirmar racional y emotivamente el sentido de la vida: “¿Dónde está la Vida que hemos perdido viviendo? / ¿Dónde está la sabiduría que hemos perdido en conocimiento? / ¿Dónde está el conocimiento que hemos perdido en información?” (En Aranguren, 2003).

Son apenas tres versos en los cuales se recoge la deshumanización del ser humano, dada la irresponsabilidad que le caracteriza para valorarse hermenéutica y educacionalmente dentro de un mundo globalizado en donde predomina la era de la información digitalizada y con una enorme posibilidad para tener acceso al conocimiento. “Uno puede acceder en la red a la información requerida, al debate correspondiente, seguir la línea de indagación que le parezca oportuno (…), y si le apetece puede formar o participar en redes múltiples de personas y colectivos que comparten intereses, informaciones, proyectos y actividades, sin limitaciones de tiempo, institucionales o geográficas. ¿En qué mundo vivimos? ¿Qué sentido tiene la escuela que conocemos en dicho escenario?” (Pérez Gómez, 2012). Y no solo la escuela entendida en sus tres peldaños formativos: educación básica, media y universitaria, sino el papel que cumple la familia, la iglesia y la sociedad en general que, con marcada indiferencia aprecia cómo discurre la vida sin un sustento teórico ni ideológico ni moralmente adecuados para aportar humanísticamente pensando con rigor, reflexionando axiológicamente y actuando con el compromiso de extender al prójimo nuestra más honrada y excelsa humanidad, tal como lo señala el filósofo Alfonso López Quintás, cuando afirma que:

La obligación de desarrollarnos, vinculándonos a realidades abiertas que nos ofrecen posibilidades creativas surge en nuestro interior y está impulsada por nuestra propia autoestima, por el amor que sentimos hacia nuestro ser conforme se va desarrollando. Este desarrollo se lleva a cabo creando relaciones con otras personas y con todo tipo de realidades abiertas que nos acogen ofreciéndonos posibilidades creativas (…) que surge en nuestro interior de seres que nacieron en una familia y crecieron fundando toda suerte de vínculos. Se trata, por lo tanto, de una ob-ligación muy positiva, casi diría nutricia. No nos viene de fuera, sino de dentro, de nuestro ser ya inserto en tramas de realidades abiertas, donantes de posibilidades creativas. (2014)

Y una de las posibilidades creativas para realizar actos valiosos está en la lectura y en la escritura en la medida en que sea posible la creación de relaciones de encuentro con el texto desde una mirada abierta, hermenéutica, ágil, flexible y apasionada por cada vertiente que de lo real, creativo y humano es posible percibir en cada documento leído.(O).

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
Mi querida Madre tierra
Detsy Rodríguez Estoy contenta por ella. Al fin descansó del depredador más grande que tiene: “el hombre”. Sólo Dios con…
Escrito por
¡¡Defender la deuda o… defender la vida!!
El Gobierno de Moreno ha pretendido convencernos de que abonando <<cumplidamente>> los “papeles global”, que son parte de la deuda…
Cultura y Sociedad
Por cultura entendemos a las formas y expresiones de una determinada sociedad, en la que se incluye costumbres, prácticas, códigos,…
Escrito por
El monstruo aceleró su paso
La herida mortal de las enfermedades existe con la llegada de la humanidad. El cobro de vidas ocasionada por las…
El llamado del silencio
Por la noche los lamentos se hacen eco de la nada y se pierden con el viento de cortinas azuladas.…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Abril 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Edición digital