17 / 02 / 2020

Archivo Loja, Ecuador

Las muertes anunciadas del barrio Tejar de Jericó.

Valora este artículo
(0 votos)

 

En 1998 quisimos ayudar a los socios de la Cooperativa de Vivienda "Tejar de Jericó", de muy bajos recursos económicos, para que tuvieran un lote adecuado para que construyeran su vivienda. Ellos habían decidido comprar áreas libres de la ladera que se halla al occidente del Centro de Rehabilitación Social, que el Municipio decía eran de la finca Chile, y la  familia Aguirre sostenía que estaban dentro de la finca Chorrillos. Se aprovechó la presencia de unos geólogos checos para hacer un estudio del suelo, que arrojó resultados negativos: esos terrenos no eran en lo más mínimo apropiados para urbanizarlos. El Municipio prohibió radicalmente que en ese sector se construyan casas o efectúen obras de urbanización.

La gradiente es muy pronunciada de suerte que la apertura de calles conllevaría una completa desestabilización del terreno, lo mismo que si se excavaba para instalar alcantarillados, tubería de agua potable o construir garajes o habitaciones, por mucho que se hicieran fuertes muros. A los compañeros de la cooperativa se les explicó la situación, se les dijo que era una gravísima irresponsabilidad permitirles que primero inviertan todos sus ahorros en urbanizar, construir sus casas y luego aceptar que vivan en las mismas, porque sus vidas e inversiones quedarían amenazadas todo el tiempo. Acordamos realizar el programa de la cooperativa en otro sitio, que poseyera las condiciones para garantizar seguridad, como efectivamente lo logramos a los pocos años.

 Las autoridades municipales han mantenido un constante control para impedir que se produzcan asentamientos clandestinos, con bastante éxito porque han pasado dos décadas y casi todo el terreno ha sido respetado. No obstante se detectó hace unos 5 años que se estaban montando unas covachas sin autorización alguna. Se advirtió a los autores del absurdo que estaban cometiendo, del peligro que les amenazaba y que no se podía tolerar porque ante todo había que preservar sus vidas. Cuando se dispuso el desalojo, la demolición de las covachas levantadas sin ninguna técnica, muy precarias, los "afectados" hicieron un escándalo, contra el tirano del Chato, consiguieron el respaldo de los antichatistas, de la prensa mercantil, neutralizaron la intervención de la Policía, anotándose un triunfo que iba a costar vidas. La primera ya ocurrió en días anteriores, pues una mujer de 35 años murió a causa de un flagelo debido a la pésima instalación de la red de energía eléctrica. Esa muerte estuvo anunciada oportunamente como quedan anunciadas las de otros  que persisten en seguir ocupando esas covachas.

 Lo responsable, lo humano, era impedir que se construyeran viviendas allí. Es absolutamente irresponsable tolerar que las familias sigan ocupando esas covachas que permanecen bajo  amenaza mortal. Lo humano y responsable es reasentarlas. El MIDUVI puede unir sus recursos a los del Municipio para conseguirlo antes de que nos toque sufrir otra tragedia.(O).

 

Inicia sesión para enviar comentarios
Utopía y realismo
”Más allá de la ideología reaccionaria y la utopía exaltada está el realismo de la alegría del Evangelio. Lo que…
Amor verdadero
“El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no…
Escrito por
Las famosas pruebas “quiero ser maestro”
 Otro invento de la “Revolución ciudadana” son los concursos de méritos y oposición para llenar vacantes e ingresar al Sistema…
La amistad es una necesidad del ser humano para sobrevivir
Apropósito de la celebración del día del Amor y la Amistad, pedimos permiso para hablar en torno a la Amistad,…
Escrito por
El debate sobre la prueba Ser Bachiller
Las protestas a nivel nacional no paran, en esta ocasión se produce y mantiene por los padres de familia y…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Febrero 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29  

Edición digital