17 / 02 / 2020

Archivo Loja, Ecuador

Santiago Armijos Valdivieso: lojanías y crónicas desde mi tintero

Valora este artículo
(1 Voto)

María Antonieta Valdivieso C.

Santiago Armijos Valdivieso (Loja 1971) hace suyas las palabras del genial escritor colombiano García Márquez,  quien  dice “la vida no es lo que uno vivió, sino lo que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla”, pues en su último libro Lojanías y crónicas desde mi tintero, nos relata las  memorias de su aún joven vida, pues considera que “nunca será un error revivir acontecimientos colectivos con la fresca tinta del pasado mediato”.

Abogado de profesión, articulista y  profesor universitario,  pero sobre todo,  con una profunda vena literaria que le viene de sus ancestros, nos ofrece ahora este nuevo libro de relatos, contados en primera persona,  con una prosa ágil, amena,  que mantienen al lector  atento e interesado y permiten una lectura de corrido. Reconoce que su pasión es la literatura y  de ser posible le encantaría dedicarle a ella el  ciento por ciento de sus afanes y de su tiempo.

Una de las  características  de su  obra es el acendrado amor a su tierra,  es  profundamente lojano, basta recordar los títulos de sus anteriores obras Desde la campiña lojana y En los senderos del sur. Al referirse a su ciudad natal nos dice: “Loja, sencilla y hermosa, altiva y acogedora, cómodo aposento de las manifestaciones culturales y cobijo leal de quien lo necesita. Eso es Loja, nuestra pequeña ciudad de ojos color buganvilla, perfumada con la tranquilizadora fragancia de los parientes y de los buenos amigos”.

Evoca con nostalgia los años de su niñez, transcurridos en la década del 70,  los juegos infantiles, su paso por la escuela José Antonio Eguiguren, La Salle, sus compañeros de banca, los maestros de grado, la presencia del insigne director hermano Luis Vinueza, los juegos y deportes escolares; y,  el término de una etapa llena de inocencia y despreocupación infantil.

Luego vienen los años juveniles, años 80, una etapa repleta  de sueños, pero también de  temores  y dudas. Su paso por el  Bernardo Valdivieso, las amistades forjadas en sus viejas aulas,  el recuerdo de los queridos maestros que contribuyeron a la formación de su personalidad. Respecto a esta etapa el autor nos dice: “¡Los años de adolescencia y juventud deben guardarse en el espacio más precioso y privilegiado del alma para recordarlos y recurrir a ellos cada vez que necesitemos sentirnos más vivos!

¡Cómo describe la feria de septiembre de forma tan vívida y colorida!  Los encantos de toda feria de pueblo latinoamericano: las gitanas leedoras del destino en la palma de la mano, los encantadores de serpientes, la mujer culebra, las bailarinas exóticas, los juegos mecánicos como la rueda moscovita,  la montaña rusa…

La vida universitaria, es ya una edad de plenitud y conciencia social. La vieja casona en donde funcionaba la facultad de Derecho, los insignes docentes que fueron sus maestros, los recuerdos más gratos son para ellos. Los describe uno a uno recordando sus enseñanzas y la huella que han dejado en él. Al  respecto dice: “El derecho se debe estudiar desde un catalejo tridimensional que nos permita verlo  como norma, como hecho y como valor”

Santiago Armijos  es un hombre de profunda fe religiosa y es por ello que cuenta emocionado la peregrinación hacia Loja de la imagen de la Virgen del Cisne, los miles de creyentes que acuden a la romería, año tras año. También narra su paso por el Conservatorio de música,  las costumbres de la juventud de esa época como  las retretas en el parque central, los bailes durante las fiestas novembrinas, la asistencia a los cines Vélez, Popular y Bolívar, los deportes que practicaban, las fiestas de fin de año, los festejos por carnaval,  etc.

Mención aparte merece su estudio sobre Pablo Palacio,  trata de demostrar que el autor de Un hombre muerto a puntapiés realmente tenía fuertes lazos afectuosos con sus familiares consanguíneos, pues mantuvo una relación muy cariñosa con su tía materna María Teresa Palacio, de acuerdo a testimonios de parientes del  trágico escritor. Es comprensible  que alguna vez hubiera manifestado su deseo de no regresar a Loja, ya que le tocó vivir una triste orfandad y tenía recuerdos muy dolorosos de su infancia.

La feria del libro en Lima, cuánta pasión demuestra el autor en su narración, nos describe a la cosmopolita capital como algo muy cercano, con sus casas, sus calles cautivadoras. Cuánta admiración hay hacia Mario Vargas Llosa, uno de sus autores favoritos y con quien también comulga en sus ideales de libertad y democracia.  Alfredo Bryce Echenique, el autor de  Un mundo para Julius, fue otro de los expositores de lujo del evento.

Hasta aquí la reseña del libro y los invito, amables lectores,  a leerlo, a través de su lectura reviviremos   una época vivida durante las últimas cuatro décadas por jóvenes de la denominada  generación equis,  quienes han visto y palpado el desarrollo increíble de la ciencia y la  tecnología y hechos históricos trascendentales  como la caída del muro de Berlín, la terminación de la URSS, el atentado a las torres gemelas, entre otros. (O).

 

 

 

 

 

 

 

 

Inicia sesión para enviar comentarios
Utopía y realismo
”Más allá de la ideología reaccionaria y la utopía exaltada está el realismo de la alegría del Evangelio. Lo que…
Amor verdadero
“El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no…
Escrito por
Las famosas pruebas “quiero ser maestro”
 Otro invento de la “Revolución ciudadana” son los concursos de méritos y oposición para llenar vacantes e ingresar al Sistema…
La amistad es una necesidad del ser humano para sobrevivir
Apropósito de la celebración del día del Amor y la Amistad, pedimos permiso para hablar en torno a la Amistad,…
Escrito por
El debate sobre la prueba Ser Bachiller
Las protestas a nivel nacional no paran, en esta ocasión se produce y mantiene por los padres de familia y…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Enero 2015 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Edición digital