28 / 05 / 2020

Archivo Loja, Ecuador

La libertad no es violencia, es el poder de la verdad

Valora este artículo
(10 votos)

“Lo malo de los que se creen en posesión de la verdad es que cuando tienen que demostrarlo no aciertan ni una”, lo expresaba el escritor español, Camilo José Cela, como advirtiendo que nadie somos dueños de la verdad, pero sí somos dueño de nuestros actos, cada idea debe ser defendida a tal punto donde solo la cultura genere un diálogo, dándonos la capacidad de discernir y así aceptar y rechazar lo que consideremos en su orden, bueno o malo para nosotros, esto considero al menos para mí que se denomina libertad.


La “verdad” es el canal de riego del campo verdoso de la vida, de ella depende si se cultivan buenos valores y grandes derechos en nuestras vidas, así como la otorgación de fuertes y grandes obligaciones, para llevar a nuestra Patria, de los harapos de la pobreza y subdesarrollo, a un país de libertades; la “verdad”, no es una ideología, ni un partido político, la “verdad” es “libertad”, ¿somos libres y por qué ponen cadenas a nuestras conciencias?, ¿en dónde está nuestra libertad?, ¿en dónde está nuestra verdad?, ¿Tal vez se encuentran en el soborno, el fraude, en la prepotencia?
Nuestro silencio nuestra quietud, es la aceptación a lo injusto, es una colaboración para seguir manchando la misma historia en mediocridad, porque nosotros juventud debemos ser la voz de los oprimidos, somos la juventud que emana esperanza, tenemos la potestad de salvar a nuestra Patria de la corrupción, debemos entender lo que Rabindranath Tagore decía “La verdad no está de parte de quién grite más”.
No demos cabida al conformismo, Eduardo Galeano nos corrobora y dice “hemos guardado un silencio bastante parecido a la estupidez”. Cada segundo de nuestra grata existencia, tenemos la fiel responsabilidad y oportunidad de ofrecer justicia, altruismo, amor, etc., empecemos por cultivar los valores, seamos un ejército cultural, sin miedo, con la frente en alto y el orgullo a cuestas, porque los valores intelectuales, materiales, políticos, se iluminan en la “verdad” y tienen la capacidad de transformar los pueblos. La “verdad” no es pretenciosa, no es jactanciosa, ni dominante, donde hay “verdad” siempre habrá “libertad” porque en la “verdad” no cabe el miedo, nada hay que temer y todo se muestra tal y como es. Tú y yo algún día expatriaremos al “egoísmo” y nos podremos decir “nosotros”, respetando cada uno la verdad de cada uno, dándole el significado a las palabras solidaridad y tolerancia.

Inicia sesión para enviar comentarios
Voluntad, acción y talento
Ahora mas que nunca, la voluntad y la acción deben imponerse a la desidia, al conformismo y a las meras…
Más cumplimiento y menos aprendizaje
Los ecuatorianos desde el inicio de la cuarentena vienen alternando el teletrabajo con las clases virtuales, en estos dos meses,…
Escrito por
Tiempo de paradojas
Una paradoja se expresa con aparentes contradicciones. La historia de la humanidad está llena de estas paradojas.
Como barco sin timón
Así, como barco sin timón marcha el país, en las actuales y complicadísimas circunstancias que enfrentamos. Con una carencia total…
La matización del lenguaje en tiempos de pandemia
Permítanme empezar con una cita del periodista Iván Sandoval Carrión, de Diario el Universo, el cual manifiesta que: “Cuando miro…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Agosto 2015 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Edición digital