08 / 12 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

Galeano: luchador incansable por la emancipación de la conciencia y de la Patria grande

Valora este artículo
(0 votos)

Sin duda alguna, Galeano es el escritor más claro y comprometido con los sectores populares, sin tener una militancia activa en la izquierda partidaria fue, a través de sus obras, su insigne vocero. A raíz de su fallecimiento, el pasado 13 de abril, por las redes sociales circuló diversidad de sus frases dando cuenta de la profundidad de su pensamiento y compromiso con la liberación de los pueblos.


El autor de “Las venas abiertas de América Latina”, obra que describe la similar historia de los pueblos latinoamericanos, castigados por los gobiernos entreguistas que sometieron a la explotación inmisericorde de los recursos naturales por parte del imperio; aunque la derecha lo cuestionó, jamás negó, por el contrario hizo pública su simpatía por los gobiernos progresistas de Bolivia, Venezuela y Ecuador, desde luego del gobierno y pueblo cubano, de quienes manifestó que al igual que su libro, se orientan a “defender la soberanía, la naturaleza y dignidad humana explorando la historia para impulsar su cambio".
Sus biógrafos escriben que “no dejó oficio sin tocar: fue obrero en una fábrica de insecticidas, recaudador, pintor de carteles, mensajero, mecanógrafo, cajero de banco y editor”, a lo que habrá que añadir la de “exiliado”, ya que en la década del setenta, la violencia política de las dictaduras impulsadas por Norteamérica, lo obligaron a abandonar primero Uruguay y luego Sudamérica para radicarse en Cataluña hasta 1985, cuando regresó a Montevideo.
Galeano reconocido dos veces con el Premio Casa de las Américas y distinguido con el Doctorado Honoris Causa por la Universidad de la Habana, cuyo jurado lo catalogó como "un recuperador de la memoria real y colectiva sudamericana y un cronista de su tiempo", jamás dejó de escribir y de vapulear a los gobiernos neoliberales, a los que en los últimos tiempos les cuestionó las políticas de destrucción ambiental, manifestándoles que “nos estamos quedando sin mundo…, que los voraces lo exprimen, como si fuera un limón".
Lo cierto es que las palabras y enseñanzas de Galeano, son nuestras palabras y nuestros aprendizajes; que su legado no le sirve a la derecha oligárquica y a los pasquineros que ahora comercializan su muerte. En fin, los postulados por la lucha emancipadora de los pueblos latinoamericanos y su propia muerte son un suceso democrático de nuestra historia.

Modificado por última vez en Abril 17 2015

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
Comentarios sobre el IV Festival de Artes Vivas
Luego del desarrollo del IV Festival Internacional de Artes Vivas, lo primero que se me ocurre es asentir que, a…
Escrito por
‘Casus belli’ por la igualdad
¿Cómo empieza una guerra? Algunos dicen que con un disparo; una bomba; un estruendo. Cuando un país invade a otro,…
Hacia una filosofía de vida
Recuerdo, cuando estudiante, que en las primeras clases de filosofía nuestros maestros lo primero que nos enseñaban era el significado…
El rezago tecnológico de America Latina
El escritor ilustre, pensador profundo e innovador Oppenheimer Andrés, ocupa un lugar único en la prensa de las Américas y…
Escrito por
Siempre al asecho
El abuso de autoridad se siente a cada instante, a pesar de la proclamación de los derechos de igualdad, simplemente…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Noviembre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Edición digital