26 / 02 / 2020

Archivo Loja, Ecuador

Educación, maestros y militancia partidista

Valora este artículo
(1 Voto)

El 13 de abril pasado, celebramos el Día del Maestro. Escuchamos palabras de elogio a este insigne servidor público y humanista, tan antiguo y respetado desde los albores de la humanidad, pero también tan injustamente maltratado, marginado, utilizado y descalificado por gobiernos dictatoriales y perversos, estamentos sociales egoístas y retrógrados, y por falsos maestros.

 

Es que el verdadero maestro de aula, sea de escuela, colegio o universidad, cuya función ha sido y será siempre educar; maestro que siente, respeta y enaltece su sacra profesión; poseedor de nobles ideales, tendrá siempre la resistencia de mentes reaccionarias ofendidas por su visión humanista fundamentada en principios y valores éticos y morales y en ideales revolucionarios y progresistas. En otras palabras, la resistencia de quienes defienden sus intereses y poder fundamentados en antivalores; lo contrario a lo que justamente enseña (o debería enseñar), todo maestro que se precie de tal.
Una de la sobresalientes acciones del Gobierno actual, que aplaudimos, es el gran proyecto de la Educación Nacional, plasmado en una gran infraestructura educativa, con “escuelas del milenio”, asignación de miles de becas a los mejores estudiantes y significativos recursos para el salario de los maestros y la investigación científica; la implantación de un riguroso sistema de evaluación  y de ingreso … Todo esto para extirpar, ojalá  por siempre, el facilismo y la mediocridad, y empezar a subir por el interminable plano inclinado de la excelencia…Sobre este aspecto,  Freddy Peñafiel, Viceministro de Educación, ha dicho: "Gracias a los docentes ecuatorianos mejoramos en ocho años nuestra calificación mundial en calidad educativa".
Lo que nos llena de orgullo y nos enaltece. Pero no todo está bien  en educación y es necesario decirlo. Si el actual Gobierno habla de la extirpación (parcial), del pernicioso partidismo político en la educación nacional, que nos ha llevado al mediocrismo con todas sus secuelas; no está bien pretender reemplazarlo con un movimiento  similar adherente al Régimen. Un maestro no es y nunca será recadero ni promocionador de ningún partido o agrupación política, por más respetado y bien intencionado que sea o se crea. Un maestro, que con todo derecho tiene su propia ideología, no puede ser manipulado por nadie porque hacerlo atenta contra lo más preciado que todo ser humano, particularmente todo maestro, debe defender: su LIBERTAD de pensar y actuar.
Irina Bokova, directora general de la Unesco, declara: “Los maestros constituyen una inversión en el futuro de los países. Es imposible prever que los niños de hoy tendrán una vida adulta de éxito sin la guía de un maestro”; entendemos de un maestro digno, independiente, con vocación y nobles pensamientos.

Modificado por última vez en Abril 18 2015

Inicia sesión para enviar comentarios
Lo que escribes
”Adelaida Falcón, una maestra caraqueña, fallece tras una larga enfermedad. Su hija Adelaida, de treinta y ocho años, no tiene…
Escrito por
Desconcierto y parálisis en la actividad económica
En medio de la permanente barahúnda en que se debate la humanidad, por los diarios reclamos ciudadanos a los gobiernos…
Escrito por
Faltan pruebas esenciales señor Gobierno
Para ingresar al sistema educativo nacional, el Ineval se ha inventado la herramienta “Quiero ser maestro” que no es otra…
La muerte violenta está en todas partes, transita por las calles
Confesamos que dolor e impotencia nos causa una serie de accidentes de tránsito, que hoy por hoy, no hay día…
Gestionando por decretos...
Cuando era un joven estudiante de Liceo, solían contarnos una historia que se titulaba ‘Mensaje a García’. En líneas generales,…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Febrero 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29  

Edición digital