23 / 09 / 2019

Archivo Loja, Ecuador

La escasez de gas, un cuento de nunca acabar

Valora este artículo
(1 Voto)

La provincia de Loja siempre ha sido y sigue siendo tratada como la cenicienta de la Patria, el hecho de que la demarcación geográfica la haya ubicado en el filo de la línea fronteriza con el vecino país del Sur, asignándole la distintiva tarea de ser la guardiana sin relevo de la heredad territorial, ha sido motivo para que quienes administran los destinos del país soslayen las obligaciones de atender oportuna y eficientemente los requerimientos de la población en todos los campos y derechos que asisten al convivir de los habitantes. Se le restringe hasta en el abastecimiento de los productos básicos para el desempeño interno de las actividades inherentes al sustento familiar como los combustibles, entre los que consta el gas licuado que suministran en pequeñas dosis. Se argumenta para ello la fuga de combustibles al Perú, cabe preguntar entonces ¿cómo es posible que aún subsista esa fuga de combustibles si, actualmente, se ha triplicado el personal de control en la frontera al extremo de que el ingreso de productos peruanos a nuestro país está prácticamente en cero?


Según declaraciones de autoridades y de acuerdo al número de habitantes de la urbe, la ciudad cuenta con el abastecimiento suficiente y hasta con ventaja para cubrir las demandas de la población, pero como de lo dicho al hecho hay mucho trecho la verdad es que gran parte de la ciudadanía tiene que hacer largas e interminables colas y soportar horas y horas de angustia y pérdida de tiempo para conseguir un cilindro de gas para solucionar las necesidades hogareñas.

No quisiéramos pensar que la dificultad que se viene presentando para conseguir un cilindro de gas en nuestra ciudad y provincia, sea también una estrategia camuflada para influir sicológicamente en la población sobre la conveniencia de entrar al sistema de inducción eléctrica.
El pueblo requiere de procedimientos transparentes y soluciones prácticas. Si existen casos de acaparamiento o actos ilícitos que están ocasionando la escasez de gas, que se investigue y se sancione a los culpables de acuerdo con la ley; la ciudad es pequeña y muy fácil para establecer la verdad, pero de ninguna manera se puede permitir el desabastecimiento de un derivado tan elemental.

El reparto de gas a domicilio es de imperiosa necesidad, el mismo que debe hacérselo de forma correcta, sin preferencias ni distinciones, es ahí donde debe hacerse el seguimiento de control pertinente.

Habrá que revisar también si es que la estadística poblacional y los cálculos de consumo de gas son concordantes con la realidad, tomando en cuenta el crecimiento poblacional de la ciudad, sus parroquias y cantones.

Modificado por última vez en Mayo 27 2015

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
La firma de la traición
Los ciudadanos en cada acción que realizamos dejamos huella, al acudir a una institución pública o privada entregamos nombres completos,…
La terquedad del humano
La partidocracia ha degenerado cruelmente el buen accionar político al extremo de haber devaluado a límites insignificantes a la política…
Escrito por
La minería, momento álgido en el país
La minería es una de las actividades más antiguas de la humanidad, el hombre usaba algunos minerales para la fabricación…
Indefensión en el proceso penal
Hasta hace poco no conocía esta palabra, ni su definición menos su significado; ahora puedo decir que la comprendo, es…
Escrito por
La austeridad es más importante que la vida para el MSP
Adalilumar es el nombre de la medicina con la que se salva las vidas y se alivia los pesares de…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Julio 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Edición digital