29 / 02 / 2020

Archivo Loja, Ecuador

Cena por el Día del Maestro - Jubilados y Jubiladas del Colegio “La Dolorosa”

Valora este artículo
(0 votos)

Quienes estamos esta noche reunidos, maestros y maestras del colegio “La Dolorosa”, pertenecemos  a una generación que tenía un solo mandato: debíamos ser buenos hijos, los mejores hermanos, los esposos ejemplares, los más abnegados padres, los eminentes profesionales,  los grandes maestros, etc.

Y ahora que ya hicimos todas esas cosas lo mejor que pudimos, sonó la campana inflexible de nuestro retiro impostergable. Ahora estamos aquí…, aparentemente disfrutando de nuestro descanso obligatorio pero merecido, después del camino recorrido de 40 y más años; y haciendo memoria y cuentas, hemos forjado muchas generaciones de alumnos que hoy son profesionales y que hoy “Día del Maestro” se estarán acordando de cada uno de nosotros con mucho afecto y agradecimiento.  Ese es nuestro premio compañeros… El peor pago es olvido y la ingratitud.

Hasta hace una época atrás, el tiempo no era nuestro…, le pertenecía a quienes pagaban nuestros salarios.  Sin embargo, tercos y constantes que hemos sido,  trabajamos arduamente durante 40 años para comprar nuestra libertad y llegar a ser dueños de nuestro tiempo y disponer de él para disfrutar y hacer lo que nos plazca, pasear, viajar, leer, amar a nuestra familia, amar a nuestras esposas, ya que jamás lo hacíamos porque no teníamos tiempo, salir con ella a comer,  tomar un café con nuestros mejores amigos, trotar, jugar, etc., pero menos hacernos cargo de los nietos e hijos ajenos, esa tarea ya la cumplimos con nuestros hijos, hoy nos merecemos tranquilidad y afecto.

Por eso digo, ya es tiempo de nuestro tiempo y dejar de rendir exámenes en tantos roles que la vida nos puso en prueba. Hoy, no tenemos que dar cuentas a nadie, solo a nosotros mismos.

Nosotros ya estudiamos, criamos a nuestros hijos, trabajamos, cuidamos a nuestros padres, estuvimos presentes cada vez que alguien nos necesitó…, ya cumplimos, estemos satisfechos y tranquilos…, después de todo, nadie de estos, nos va a agradecer o hacer un monumento que diga “a un luchador, un ser ejemplar y virtuoso que entregó todo” y si lo hacen…, ya estaremos bajo tierra.

Somos una generación que rompió estereotipos, allanamos y nos antepusimos en el camino de los que vinieron después; y por librar tantas batallas en soledad hemos sufrido cada uno de nosotros. Por eso, ya es hora de que empecemos a relajarnos, a pensar más en nosotros, a darnos gusto en todo, a divertirnos y disfrutar de todo y de lo que nos rodea.

Ya es hora de discernir y diferenciar a quien le hace bien mi amistad, mi cariño, mi compañía y quienes nos buscan solo para llenar su aburrimiento, descargar su neurosis, o para pedirnos algún  favor, es decir “amigos por interés”.  La vida está llena de gente egoísta que solo se satisface a sí mismo usando a los demás de distintas maneras y para diferentes propósitos…Huyamos de los vampiros que nos roban nuestros sueños, nuestra energía, nuestra felicidad para seguir subsistiendo en su egoísmo y juntémonos cada vez más con quienes y en quienes podamos confiar,  quienes nos estimen de verdad, quienes en todo momento nos brinden amor y sinceridad, quienes nos hagan sentir que en verdad existimos.

Cuando salgamos a la calle, caminemos sin apuro, miremos con detenimiento las vitrinas de los almacenes, toquemos las flores de algún parque para sentir que existimos y que nuestra tranquilidad es una realidad, amemos para sentirnos vivos, dejemos que nos amen para sentir vivos a los demás. Pintemos cuadros aunque no seamos pintores, escribamos versos aunque no seamos poetas, sembremos plantas y flores para compartir con ellas lo hermoso de la vida y de nuestra existencia.

Que el Todopoderoso bendiga a todos los maestros del país en su Día Clásico, maestros que forjan juventudes que se convierten en pilares del desarrollo económico de la Patria.  Y a nosotros…, jubilados y jubiladas, que ya fuimos obreros de la vida y entregamos generosamente nuestra existencia, nos dé fortaleza e inteligencia para administrar nuestro tiempo libre y lo podamos invertir en beneficio de quienes aún crean en nosotros, en beneficio de esa querida institución el colegio La Dolorosa que nos acogió con afecto y lealtad, y que hoy también está de fiesta, nuestro homenaje a ese noble institución Gloria de Loja.  Sintámonos felices de nuestro deber cumplido compañeros y compañeras jubiladas, la Patria se encargará de recordarnos como ejemplo a seguir.   LOOR A LOS MAESTROS Y MAESTRAS, JUBILADOS Y JUBILADAS EN SU DÍA CLÁSICO.

Modificado por última vez en Junio 09 2017

Inicia sesión para enviar comentarios
Escrito por
¿Qué es el Ineval?
El Ineval es el Instituto Nacional de Evaluación, creado vía constitucional en el 2012. Es un organismo autónomo, no adscrito…
Cultura cívica que enseñe a los ciudadanos a elegir con libertad
Consideramos que el deber de todo buen hijo de la tierra, es amarla, quererla y respetarla, para que sea blanca…
Escrito por
Desconcierto y parálisis en la actividad económica
En medio de la permanente barahúnda en que se debate la humanidad, por los diarios reclamos ciudadanos a los gobiernos…
Educación: un gran problema por resolver (2)
En la entrega anterior aseveramos que, según una óptica generalizada, la Educación en nuestro país, y en prácticamente la mayoría,…
Recorriendo Nangaritza
Hastiados del ambiente urbano, el grupo de amigos “Los Aventureros”, resolvimos recorrer el cantón Nangaritza. Eran las 05h00 del 1…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Febrero 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29  

Edición digital