24 / 02 / 2020

Archivo Loja, Ecuador

Numa Pompilio Maldonado Astudillo

Numa Pompilio Maldonado Astudillo

Con ser la Educación el motor del desarrollo y el fundamento filosófico de la existencia humana en íntima vinculación con toda la vida en el Planeta, y esencial componente de la Cultura de los pueblos, aún, tanto a nivel global como  local, no ha sido bien enfocada o ha sufrido lamentables distorsiones que han opacado su real función como instrumento invaluable para solucionar los graves problemas sociales, y socio-ambientales,  de cada época. En otras palabras, la Educación, con su capital importancia para la vida y sobrevivencia en la Tierra, todavía no ha evolucionado lo suficiente como para cumplir a satisfacción el gran papel de buena formadora de la especie humana.


El 14 de enero pasado tuvo lugar la nueva reapertura del Museo y Centro Cultural de Loja, con la presencia del Ministro de Cultura, autoridades locales y un numeroso público.


Eduardo Costa Maldonado

Publicado en Columnista Enero 16 2020 0

De Lalo Costa, o más familiar y respetuosamente expresado, del “doctor Lalito Costa”,  tenemos grata referencia los de mi generación, cuando en nuestros años mozos fuimos sus alumnos de Zoología en el Colegio Bernardo Valdivieso, allá por la década de los 50 del siglo pasado. Entonces, cuando la emblemática institución lojana funcionaba en su antiguo edificio y el número de estudiantes, mayoritariamente varones, se situaba en alrededor de 300.  Recuerdo que Lalo nos daba clases en un aula del tercer patio del Colegio, que tenía animales disecados y esqueletos de pequeños mamíferos y que, sin que por ese tiempo la Ecología estuviera presentada como importante ciencia con nombre propio, su autoformación en Ciencias Naturales, nos abrió los ojos hacia las Ciencias de la Tierra. De hecho, esta espontánea y feliz afición, siempre la mantuvo a lo largo de su vida: vivió y murió con ella.


 

Es empezar un nuevo ciclo de vida en forma limpia, luego de un inmediato anterior o de otros aún más alejados, tal vez sin mayores realizaciones, pero ahora si despojados de inquietudes y emociones malsanas que nos robaron la calma y muchos momentos de sosiego…; un poco más libres y con el pensamiento apto para discernir mejor. Y más aún, si a este año que se inicia, con el plus de ser vigésimo del presente siglo, nos aprestamos a recorrerlo, sin el peso del dañino rencor, más ligeros de equipaje y con tranquilidad de espíritu y mirada optimista, a pesar de los presagios de los conocidos agoreros del desastre.


 

 Luego del desarrollo del IV Festival Internacional de Artes Vivas, lo primero que se me ocurre es asentir que, a la altura de la cuarta edición, este evento está definitivamente  posicionado como el mejor en su género del país. Y esto no es poco.  Porque detrás de esta aseveración, hay muchas cosas  que aplaudir pero también algunas que criticar:


 

Es el temor, más que justificado, de muchos ecuatorianos que miramos con orgullo y optimismo el lento pero seguro despunte de varias universidades ecuatorianas en Latinoamérica y el mundo: la USFQ,  ESPOL, PUCE  y la Escuela Politécnica Nacional,  destacan entre las 100 mejores universidades de América Latina para el año 2020, según el “ranking” de Quacquarelli Symonds QS (El Comercio, 23-10-2019).


Educar para la felicidad

Publicado en Columnista Julio 11 2019 0

 

El 22 de mayo pasado falleció el conocido divulgador científico español Eduardo Punset, a los 82 años de edad. Su legado es admirable. Economista, abogado, redactor económico de la BBC, eurodiputado, ministro..., se interesó también por la neurociencia, la felicidad y el amor, y escribió cerca de un centenar de libros: “El viaje a la Felicidad” (2005), “El Alma está en el cerebro” (2006), “El viaje al amor”  (2007),  “El viaje al poder de la mente ” (2010), “El sueño de Alicia”, (2013))… Pero Punset destaca por constituirse en un gran aliado de la ciencia por comprender la naturaleza de la Felicidad y contribuir a que todos podamos alcanzarla y disfrutarla.  Más, si conocemos,  que con este logro, los humanos de esta época, podríamos resolver muchos de los graves problemas que nos han afectado desde hace siglos.


¡Campeones!

Publicado en Columnista Junio 20 2019 0

 

Este mes de junio se inició con días felices para el deporte ecuatoriano:  el domingo 2, Richard Carapaz, se coronó campeón del “Giro de Italia”,  una de las tres competencias de ciclismo mundial más afamadas; el 8 de junio, en España, Glenda Morejón, una imbabureña de 19 años, “pulverizó el récord mundial Sub 20 en la distancia de 20 kilómetros” (1:25:29); y, el viernes pasado, 14 de junio, nuestra selección de futbol sub 20, obtuvo la medalla de bronce (tercer puesto) en el Campeonato Mundial de esa categoría, al vencer a Italia (1 a 0), aunque según el criterio de Jorge Célico, el entrenador de Ecuador, “merecimos ser campeones”.


 

Comúnmente al ladrón lo catalogamos como una persona sin honradez o como el individuo que roba a otros y a las instituciones públicas.  Y a este conocido antivalor, contrario a la honradez, hasta lo dividimos en dos categorías: 1) la del vulgar ladrón, callejero, arranchador, sacapintas…, que vive del hurto menor o mediano, y entra y sale de la cárcel como si nada; y, 2),  la  del ladrón de frac, el más peligroso de todos porque  roba o asalta a las instituciones públicas, llevándose grandes cantidades de dinero sin importarle si atentan contra la estabilidad de la nación, pero goza de impunidad porque es aliado o pertenece a la clase política corrupta o dominante del país. Conforman una subcultura de extremos sociales: en el extremo inferior  el lumpen degradado y en el superior las mafias corruptas poderosas, pero ambos con formación amoral hereditaria y línea sucesora generalmente asegurada…   


 

Uno de los eventos sobresalientes en la celebración de las Fiestas Patronales del Colegio de Artes Salvador Bustamante Celi, de la ciudad de Loja, fue la presentación, el pasado 27 de marzo, en el Teatro Benjamín Carrión,  del Festival de Música Clásica Nicolay & Irina Rogachevsky,  denominado también por sus organizadores “Noche de Gala 75/8”. 75 en alusión a las Bodas de Brillantes institucionales, y 8, al octavo festival creado, precisamente hace 8 años, por los maestros y esposos rusos Rogachevsky, exdocentes del Colegio de Artes, de grata recordación. El maestro de ceremonias fue Juan Carlos Flores, acompañado de una docente del Colegio.


Página 1 de 4
Lo que escribes
”Adelaida Falcón, una maestra caraqueña, fallece tras una larga enfermedad. Su hija Adelaida, de treinta y ocho años, no tiene…
Escrito por
Desconcierto y parálisis en la actividad económica
En medio de la permanente barahúnda en que se debate la humanidad, por los diarios reclamos ciudadanos a los gobiernos…
Escrito por
Faltan pruebas esenciales señor Gobierno
Para ingresar al sistema educativo nacional, el Ineval se ha inventado la herramienta “Quiero ser maestro” que no es otra…
La muerte violenta está en todas partes, transita por las calles
Confesamos que dolor e impotencia nos causa una serie de accidentes de tránsito, que hoy por hoy, no hay día…
Gestionando por decretos...
Cuando era un joven estudiante de Liceo, solían contarnos una historia que se titulaba ‘Mensaje a García’. En líneas generales,…

Últimos Tweets

 

 

Noticias por día

« Febrero 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29  

Edición digital