Solidaridad de todos los días

Campos Ortega Romero

La cooperación, palabra hermosa: proviene del sinergoi paulino: “Somos cooperadores de Dios en esta tarea todavía no terminada de la creación”. Cooperadores en la alegría para establecer el Reino.  Hace 2600 años le preguntaron a Confucio qué cabría hacer en el condado de Wu donde la corrupción, la miseria y la injusticia habían destrozado la convivencia. Y el sabio respondió: “la primera cosa sería restablecer el sentido prístino de las palabras”.  La reflexión, a propósito de la fiesta navideña que se avecina, que debe constituirse en noche buena, noche de paz.

Continúa leyendo «Solidaridad de todos los días»