Los arribistas de ocasión

Ruy Fernando Hidalgo Montaño

Carecen de una ideología y postura definida, se apuntan donde según sus cálculos les irá bien, o sacarán tajada como dice sabiamente nuestro pueblo. O se arriman a un árbol pensando cuanta leña pueden sacar de él, en una farra casi invariablemente, son los típicos que entran por la ventana o sea los que llegan sin ser invitados. Ahora en el ámbito político, la situación es más descarada y hasta sinvergüenza, pues hay algunos que cambian  de tienda partidista con asombrosa facilidad, hoy son de izquierda y como por arte de magia mañana se convierten en derechistas y viceversa, y si bien es cierto las necesidades del pueblo no conocen de bandería política ni de posturas ambidiestras, es también cierto que este tipo de personas son muy peligrosas para el avance de un país ya que solo buscan prebendas y  ventajas de índole personal dejando de lado los intereses del conglomerado social mayoritario.

Continúa leyendo «Los arribistas de ocasión»

Entre las nubes y la tecnología

Ruy Fernando Hidalgo Montaño

En un encuentro reciente con mi primo Wilson, él, hacía referencia a como se había desarrollado nuestra infancia, pues compartimos muchos años de la niñez. Y recordábamos que, habíamos sido muy afortunados porque nacimos en una época muy diferente a la actual, en todos los sentidos, disfrutábamos de más tranquilidad, yo creo que, incluso el clima era distinto al de ahora, me parece personalmente, que, había más días soleados, menos lluvias. En nuestros juegos se ponía de manifiesto la creatividad que poseíamos cada uno de nosotros, nuestra imaginación se ponía de manifiesto en lo que inventábamos para jugar y recrearnos. Todo era más artesanal, por ende, muchísimo más entretenido para nosotros para todos, siempre ideábamos como divertirnos, de las formas más variadas que se nos ocurrían en el momento y al paso. Las mañanas y tardes pasaban de prisa, pero les sacábamos el jugo totalmente, uno de los juegos que vienen a mi memoria es, cuando veíamos películas en las nubes, observábamos figuras en las nubes, que para nosotros tomaban vida, mientras nuestras mentes infantiles creaban una historia, que nuestras voces de niños narraban, eran escasos los juguetes que teníamos, pero esto no impedía que hagamos carritos de barro, pelotas de trapo, casitas con palitos de helado, futbolines con tablas y clavos, tableros de damas con cajitas que nadie usaba con los cuadros pintados con  marcador o acuarelas, los contendores se enfrentaban el uno con maíces, y el otro con piedritas, sobre aquel tablero improvisado.

Continúa leyendo «Entre las nubes y la tecnología»

Hay mucha diferencia

Ruy Fernando Hidalgo Montaño

Si los humanos aprendiéramos un poquito nada más de lo que nos enseñó Jesús con su triunfante resurrección, seguramente seríamos muy distintos de lo que ahora somos. Si él, que estuvo predestinado a salvar con su divina sangre a todos los habitantes de este planeta, vino al mundo en condiciones de absoluta sencillez fue porque quiso enseñarnos ante todo a ser humildes en todos los actos de nuestras vidas porque es un valor que deberíamos cultivar a cada paso. El Maestro comenzó su vida pública a los 30 años y le bastaron tres años para enseñarnos que el perdón es la mejor salida ante una ofensa. Que el amor es la fuente de todo bien, que no juzgues a los demás para no ser juzgados. Que tires la primera piedra si te sientes sin pecado, que ames a tu prójimo como a ti mismo, que nunca llevado por la vanidad ocupes los lugares preferentes sin indicación previa, porque puede llegar alguien más importante que tú, y te puede desplazar a un segundo o tercer nivel, y te sentirías abochornado. Lecciones aparentemente simples, pero de gran valía y vigencia tanto así, que perduran en el tiempo y en el espacio.

Continúa leyendo «Hay mucha diferencia»

Hay que depurar todo el sistema

Ruy Fernando Hidalgo Montaño

Ya estamos hartos de todo lo que compone este sistema en el que nos desenvolvemos en nuestros actos diarios. La clase política con sus corruptelas, dimes y diretes de todos los días, nos tienen hasta la coronilla ¿Pero quienes tenemos la culpa de todo esto? Somos nosotros por seguir dándoles el voto en las urnas y no precisamente a quienes se lo merecen, sino a los ineptos de siempre aquellos que utilizan al pueblo para sus fines personales y no se preocupan por los objetivos comunes que son prioridad, nada hacen por acabar o al menos menguar a ese fenómeno, llamado pobreza.

Continúa leyendo «Hay que depurar todo el sistema»

¡Presumir de lojanidad por todas partes!

Ruy Fernando Hidalgo Montaño

Este último viernes la castellana ciudad de Loja, se vistió de luto, un hijo de esta tierra había partido, la increíble variedad de pájaros del Poducarpus, debieron amanecer con cantos de despedida y tristeza, los saucedales se deben haber visto inclinados, la campiña, otrora risueña, estaba llorando. Se había ido un ser qua amó con absoluta intensidad esta Loja de la quimera y la ilusión, que la defendía a capa y espada ante la más leve amenaza y que la presumía cual novia bonita, cual joya preciosa, por todos los sitios por donde lo llevaban sus inquietos pasos.

Continúa leyendo «¡Presumir de lojanidad por todas partes!»

¡De nuevo en el mundial!

Ruy Fernando Hidalgo Montaño

Cuando era joven solía coleccionar álbumes del mundial de fútbol con la ayuda de mi mamá, también previo al torneo máximo del balón realizado en España en 1982, con la ayuda de mi madre también, tuve acceso a la historia de esta competencia planetaria que se juega a partir de 1930 siendo el primer país sede, Uruguay que además se coronó campeón en esa ocasión, eran fascículos semanales que adquiríamos con mucho esfuerzo, fueron 45 números en los que venía un poster gigante de jugadores emblema de cada país. Era decepcionante no ver ningún ecuatoriano en el póster central de cada edición, pese al gran nivel que mostraban a nivel nacional, en ese entonces nuestro campeonato tenía muy buenas figuras, que lamentablemente solo brillaban puertas adentro del Ecuador, salvo una honrosa excepción, Alberto Spencer, que sin embargo no jugaba acá, sino en Peñarol de Uruguay, club en el que lo ganó todo lo que se le puso por delante incluyendo el título de goleador de la Copa Libertadores de América que hasta ahora lo conserva con 54 goles.

Continúa leyendo «¡De nuevo en el mundial!»

Tanto los unos como los otros son lo mismo

Ruy Fernando Hidalgo Montaño

En el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, nuestro pueblo muestra una postura muy de tercer mundo, esta postura está muy influenciada por la cobertura mediática del tema y claro, por la desinformación que caracteriza al ciudadano común y corriente del Ecuador. En algo sí, me imagino estamos de acuerdo todos, es en lo condenable de la invasión, en todas las secuelas que trajo la misma, primero a nivel humano, luego a nivel económico, no solo para las naciones en contienda, sino a nivel global. El alto número de vidas perdidas es irreparable y el éxodo obligado de familias enteras que han tenido que salir de su terruño en un abrir y cerrar de ojos, algunos atravesando corredores humanitarios que no se respetaron ni se respetan de ninguna manera, solo han puesto en evidencia un genocidio sin nombre, enarbolando la bandera de lo que ellos llaman causas justas, también ha evidenciado la ambición sin límites de los líderes mundiales intentando a toda costa, consolidar posiciones estratégicas que convengan a sus intereses geopolíticos de hegemonía y sumisión

Continúa leyendo «Tanto los unos como los otros son lo mismo»

Siempre es bueno hablar de mujeres

Ruy Fernando Hidalgo Montaño

Así es, siempre es bueno hablar de mujeres, referirse a su lucha constante por ganarse un sitio digno dentro de una sociedad extremadamente patriarcal como la nuestra. Han tenido que superar muchas barreras para estar donde ahora se ubican, y aunque todavía falta mucho camino por recorrer ellas siguen procurándose un espacio en todos los niveles de desarrollo, contribuyendo de forma determinante al progreso del país, desde sus diferentes trincheras convirtiéndose en el complemento perfecto de su compañero de vida el hombre.

Continúa leyendo «Siempre es bueno hablar de mujeres»