La musa que perdí

Picasso decía que los niños nacen artistas, pero no permanecen así. Quizá los prejuicios, las críticas, la falta de confianza en uno, invalidan ese potencial y nos hace incapaces de crear arte. Si cantamos, nos parece desafinado o si escribimos, creemos que es sin gracia. Así, nos alejamos de ese espíritu creativo entregándonos a los brazos de trabajos más productivos menos inspirativos.

Continúa leyendo “La musa que perdí”

Cerrar los ojos para ver

Cerrar los ojos para no ver es un gesto muletilla en el que me he apoyado muchas veces, pero cerrar los ojos para ver algo que se dejó atrás, es duro, durísimo, aunque nos asegura la dicha de reencontrar aquello que se ama, que pervive en el recuerdo.
Desde ese marzo, indeleble, en el cual empezó el confinamiento, he vivido acompañada del temor, viendo gente querida irse, viendo gente querida quedarse desconsolada, y así muchos hemos sido derribados por la tragedia.

Continúa leyendo “Cerrar los ojos para ver”