Varios sectores vulnerables en Loja

Varios sectores de la ciudad de Loja serían susceptibles de amenazas y/o vulnerabilidades de deslizamientos, hundimientos, deslaves e inundaciones, según el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE), el mismo que actúa como un ente asesor y de apoyo técnico para identificar las amenazas, para que luego los municipios declaren zonas de riesgo a un sector o área geográfica.

“Nosotros coordinamos con las unidades de gestión de riesgos de los municipios ante pedidos de la ciudadanía o de la institución, para identificar zonas que sean susceptibles a vulnerabilidad de hundimientos o deslaves y de inundaciones, que son las de mayor denominador común en la ciudad de Loja”, dijo Fabrizio Riofrío, coordinador zonal 7 del SNGRE.

Comentó que en la ciudad de Loja se ha solicitado por parte del Municipio de Loja, realizar análisis a ciertos barrios o sectores donde se ha presentado alta susceptibilidad a deslaves, deslizamientos, hundimientos y a inundaciones por desbordamientos de ríos y quebradas. “Ante ello, con nuestro personal técnico, nosotros hemos trabajado para levantar la evaluación técnica preliminar, generar informes con conclusiones y recomendaciones que permita a las autoridades competentes tomar acciones de respuesta o correctivas, frente a la situación de algún tipo de amenaza”, comentó el funcionario.

Se dio a conocer también que el SNGRE cuenta con un mapa de susceptibilidad de riesgos a escala 1-50.000, en el que se tiene registrado algunos sectores donde se encuentran los asentamientos humanos irregulares, los mismos que son barrios que carecen de servicios básicos, cuyas condiciones serían un factor detonante para que se incremente el riesgo de vulnerabilidad.

Sectores vulnerables

Los sectores vulnerables a deslaves, derrumbes o deslizamientos serían, La Banda, con hundimientos, deslizamientos y filtración de aguas, incluso con colapso de viviendas; San Cayetano Alto y Bajo, en El Carmen-San Simón, Menfis Alto y Bajo; sin embargo, “para que una zona sea declarada como Zona de Riesgo, tiene que ser declarada por parte del Municipio, y eso con informes técnicos, con estudios geológicos, análisis de suelos, que permita sustentar dicha decisión”, dijo el coordinador zonal de Riesgos.

El coordinador Riofrío dijo que sí hay la voluntad política del alcalde Jorge Bailón para fortalecer la Unidad de Gestión de Riesgos del Municipio, “yo creo que es el camino correcto para que el Municipio de la capital provincial, cuente con una verdadera dirección de gestión de riesgos que permita transversalizar la información, las acciones, entre los diferentes departamentos como Planificación, de Ornato, comisarías, de Obras Públicas, alcantarillado y agua potables, ya que todos estos departamentos hacen obras y deben hacerlo en zonas seguras, resaltó Riofrío.

Finalmente, el coordinador de Riesgos dio a conocer que una Unidad de Gestión de Riesgos, debe estar conformada por un director, con un equipo técnico multidisciplinario: un ingeniero civil, un geólogo, ingeniero en minas, un arquitecto, ingeniero en gestión de riesgos, pero que tenga una autonomía técnica, para que no dependa de otras áreas, comentó. (I)(WMM).