La amistad es una necesidad del ser humano para sobrevivir

Campos Ortega R.

Apropósito de la celebración del día del Amor y la Amistad, pedimos permiso para hablar en torno a la Amistad, por su gran importancia y su gran poder que tiene en la existencia en el desarrollo y crecimiento de los pueblos, por constituirse en uno de los tres pilares fundamentales en la vida de cualquier ser humano, junto al amor y la cotidianidad. La Amistad es una relación afectiva entre dos o más personas, a la cual están vinculados valores como la lealtad, la solidaridad, la incondicionalidad, el amor, la sinceridad, el compromiso, entre otros y que se cultiva con el trato perseverante y el interés reciproco a lo largo del tiempo.

La amistad es una necesidad del ser humano para sobrevivir y relacionarse con los demás. Es muy difícil estar solos vivir sin nadie con quien comunicarse Somos seres incompletos, necesitados de los demás, de su reconocimiento, de su cariño, de su amor, personas en quien confiar. Necesitamos una sonrisa, un gesto cariñoso, un abrazo para poder seguir, mirar y sentir al otro. Consideramos amigos a quienes nos brindan apoyos absolutos ante situaciones difíciles que nos pueden causar pesares. Las relaciones que se llegan a establecer son valiosas. Los amigos que consideramos íntimos ocupan un lugar importante en nuestras vidas.

En la actualidad la amistad es un valor que prácticamente se ha perdido por completo. Una prueba de esto es que la OMS declaró en 2017 que la soledad se ha convertido en una epidemia mundial junto a otras enfermedades no transmisibles. La ausencia de espacios de socialización para el individuo, donde pueda relacionarse, junto a la degradación moral llevada a cabo por las principales instituciones del sistema de dominación, sin olvidar tampoco las cada vez más lúgubres condiciones de existencia del individuo, han contribuido a generar una sociedad atomizada, compuesta principalmente por individuos aislados y solitarios, carentes de relaciones. Pero juntamente con esto no hay que olvidar que la amistad ha perdido importancia. No es casualidad que, por ejemplo, la reflexión filosófica actual ya no gire en torno a la amistad, tal y como ocurría en el pasado, sino que esta ha sido sustituida por controversias relacionadas con el conocimiento, el placer, la acción, etc. Sin embargo, lo que es todavía mucho peor es que como consecuencia de ese olvido de la amistad las personas corrientes de la sociedad ya no saben en qué consiste esta. Resulta relativamente frecuente que el término amigo o amiga sea utilizado de una forma frívola, sobre todo en la medida en que es empleado para designar lo que en la práctica no pasan de ser meros conocidos.

Frente a esta realidad, no menos importante es resaltar que Tocqueville ya señaló en su libro: “La democracia en América” que a ningún gobierno le interesa que sus ciudadanos se lleven bien entre ellos, sino que por el contrario prefiere que reine la enemistad pues de esta manera es más fácil dominarlos sin que ofrezcan resistencia ni constituyan amenaza alguna. Una sociedad unida, donde exista un vínculo social y en la que las relaciones sean amistosas, es una amenaza para cualquier forma de poder.

En este día signado del Amor y la Amistad hagamos votos por recuperar la amistad, tanto por ser un valor positivo en sí mismo como por formar parte de una estrategia de resistencia y de lucha contra el poder establecido. Una sociedad futura libre e igualitaria sólo es viable por medio de la amistad. Hagamos lo posible por hacer nuevas amistades y cultivar las ya existentes, pues así no sólo estaremos contribuyendo a socavar los cimientos del sistema establecido sino que estaremos construyendo los cimientos de una nueva sociedad. Como bien lo dijera el poeta: “Acá no hay rimas, solo palabras, porque lo que siente el alma jamás se puede versar”. Así sea. (O).