… y la vía a 4 carriles? Ya lo presentía

Efrén Sarango P.

Entre dimes y diretes,
entre sílabas, discursos,
el temita toma el curso
del olvido… qué sainete!
Y si el diablo se le mete
al orondo licenciado
todo aquello tan soñado
baila al filo del retrete.

Unos hablan, otros nada,
otro duerme y no reclama,
pero juntos se proclaman
en la prístina pomada.
No caminan en gallada,
no hacen puño de granito,
a este paso mis cholitos
la propuesta es payasada.

Qué manera canallesca
de jugar con los lojanos,
que caminan muy lejanos

cada quien con su fanesca.
Y por raro que parezca
no hay consenso, no hay salida,
no hay postura definida
y se torna hasta burlesca.

Nos contentan con promesas,
con anuncios sin sustento.
con ofertas del momento
que se truecan en torpezas.
Más dolores de cabeza
me han causado, que esperanzas,
si sé bien que la balanza
para Loja no es certeza

Entre anuncios y reveses
van y vienen los paisanos
restregándose las manos
y el milagro no aparece.
Esta duda crece y crece
y me huele a vil engaño
si apenitas falta un año
y Lenín desaparece.

Todos quieren, separados,
reclamar con timbre en pecho;
pero guambras, poco han hecho
y el “estudio” ni ha empezado.
Por mi parte, bien sentado,
por la vía esperaré
y al final constataré
que el proyecto fue archivado.