Instituciones se unen para revalorizar el fondo documental “La Agustina”

Actualmente, en la biblioteca de la Unidad Educativa Bernardo Valdivieso, en la ciudad de Loja, reposan 347 libros históricos que datan del XVI, XVII y XVIII. José Carlos Arias, jefe del Archivo Histórico del GAD Loja, comentó que el primer libro es el Diccionario de Calepino, escrito en latín por un religioso Agustino.

Instituto de Patrimonio Cultural, Ministerio de Educación y el Archivo Histórico del GAD Loja firmarán un convenio el 13 de noviembre de 2020.

Actualmente, en la biblioteca de la Unidad Educativa Bernardo Valdivieso, en la ciudad de Loja, reposan 347 libros históricos que datan del XVI, XVII y XVIII. José Carlos Arias, jefe del Archivo Histórico del GAD Loja, comentó que el primer libro es el Diccionario de Calepino, escrito en latín por un religioso Agustino.

Se trata de un patrimonio invaluable para Loja. Por eso, el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural Dirección Zonal 7, Coordinación de Educación Zona 7 y el Gobierno Municipal de Loja firmarán un convenio para la conservación, custodia, y difusión del fondo documental “La Agustina”.

Este 20 de octubre, las autoridades ofrecieron una rueda de prensa para brindar detalles a la ciudadanía del traspaso de la documentación desde la UE Bernardo Valdivieso hasta las instalaciones del Archivo Histórico de Loja. José Carlos Arias dijo que 50 libros se encuentran en mal estado por lo que es necesario actuar rápidamente.
Magda Salazar González, coordinadora de Educación Zona 7, manifestó que el acuerdo permite que la documentación se quede en Loja. Destacó que se ha socializado el proceso con la comunidad educativa del Bernardo Valdivieso a través de reuniones del Consejo Ejecutivo y la participación de representantes estudiantiles y de padres de familia.

Iovana Jaramillo Valdivieso, directora Técnica Zonal 7 del INPC, expresó que en marzo de 2017 se realizó la inspección técnica de los bienes documentales “La Agustina” y otros ubicados en la biblioteca para emitir un informe donde se determinó su gran valor histórico, estético y simbólico; por lo que inició la ejecución de medidas urgentes para su conservación.

El convenio, que será firmado el 13 de noviembre de 2020, como parte de las festividades por el Bicentenario de la Independencia de Loja, tiene tres componentes: conservación, traducción (gran parte de los documentos está escrito en latín) y la difusión. “De nada sirve tenerlos de adorno, guardados en cajas sin que las nuevas generaciones puedan conocer la historia”, aseguró José Carlos Arias.

Magda Salazar adelantó que las autoridades del Bernardo Valdivieso elaborarán proyectos para que estudiantes, docentes y exbernardinos estén vinculados al proceso que llevará adelante el Archivo Histórico.

Félix Paladines, Numa Maldonado, Gabriel Gómez, Alfredo Jaramillo, exestudiante del histórico Bernardo Valdivieso expresaron su beneplácito porque la documentación estará en el lugar adecuado. (I).