Startups: ¿cómo pasar de la idea al negocio?

En Ecuador, actualmente existen 298 startups. Gran parte están localizados en sectores como el comercio electrónico, tecnología financiera, soluciones para empresas, logística, educación y salud.

Durante los últimos años, las empresas han experimentado una transformación sustancial gracias al desarrollo tecnológico, es por ello que hoy en día existen nuevas necesidades y múltiples oportunidades de crecimiento.

En este sentido, las startups o negocios emergentes han cobrado relevancia en diferentes mercados, debido a sus múltiples ventajas. De acuerdo con Paúl Sarango Lalangui, docente de la carrera de Administración de Empresas de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), las startups destacan por plantear modelos de negocio innovadores, buscar soluciones a través de la tecnología, ser capaces de atraer a un gran número de clientes y despegar en poco tiempo.

En Ecuador, actualmente existen 298 startups, según cifras del estudio Radar Tech Startup de la aceleradora de negocios BuenTrip Hub, y de estos, gran parte están localizados en sectores como el comercio electrónico, tecnología financiera, soluciones para empresas, logística, educación y salud. La tercera parte de ellas han logrado internacionalizarse y alcanzar un crecimiento notable en estos mercados.

Ecuador es uno de los países de América Latina con el índice más alto de emprendimientos, según el Global Entrepreneurship Monitor. “Nuestro espíritu emprendedor ha motivado que cada vez existan más negocios emergentes. La importancia de las startups radica en que motivan los principales cambios disruptivos en el ecosistema empresarial. Por este motivo, es vital que la gente se familiarice con estos negocios”, explica Sarango.

Aunque muchos consideran que ya se ha inventado todo. Para Sarango, el mundo avanza de forma acelerada y cada día surgen nuevas necesidades y oportunidades de negocio. Por esta razón, señala algunas claves para crear un emprendimiento emergente.

  1. Identificar un problema: antes de ser empresarios, somos clientes y usuarios finales. Nuestra propia experiencia será vital para encontrar una necesidad no satisfecha.
  2. Buscar socios: todo negocio emergente requiere de mucho esfuerzo y dedicación. Por esta razón, es clave contar con personas que nos apoyen en este proceso.
  3. Idear una solución: después de analizar el problema y todos sus componentes, lo esencial será encontrar una solución simple y efectiva. Es importante pensar en el cliente.
  4. Diseñar el modelo de negocio: esta etapa tendremos que resolver cómo lograr que ingresen recursos a nuestra startup para que sea rentable.
  5. Construir el producto: esta fase requiere de mucha innovación, para resolver qué vamos a vender, a quién y por qué medios o canales. La recomendación es trabajar con prototipos y validarlo con clientes potenciales y reales.
  6. Buscar fondos y consolidar el negocio: con un negocio funcional y un producto validado, es importante obtener capital para que una startup despegue y comenzar a organizar su estructura empresarial, previo a las etapas de expansión y crecimiento.

DATO

La carrera de Administración de Empresas a través de la Cátedra de Innovación y Emprendimiento impulsa el espíritu emprendedor y potencia las habilidades y competencias de los estudiantes bajo un formato creativo e innovador.

Si deseas convertirte en un profesional capaz de comprender los criterios éticos, culturales, sociales e inclusivos para transformar el entorno empresarial, elige estudiar Administración de Empresas en la UTPL. Conoce más en: https://www.utpl.edu.ec/carreras/empresas