Hacen un llamado a evitar la “campaña sucia”

Ayer empezó de forma oficial la campaña electoral. Al igual que en otras provincias del país, en Loja los más de 4 mil candidatos iniciaron el camino para captar el voto popular. La ciudadanía y analistas de la localidad hacen un llamado a las agrupaciones a evitar la “campaña sucia”, y a presentar propuestas.

La «información falsa» no sólo con ataques entre candidatos suele ser común en procesos electorales.

Debates de altura y de propuestas, es lo que debe primar en las diferentes agrupaciones políticas que participan activamente del proceso electoral en curso, es lo que recomiendan profesionales; incluso el clero, hace un llamado al respeto mutuo en este período electoral.

Gustavo Ortiz Hidalgo, analista de la urbe lojana, indica que, en Ecuador al vivir en una crisis política con una dispersión de agrupaciones sin principios ideológicos claros, tampoco militantes permanentes, hace que se produzca una “campaña sucia” porque no hay movimientos sólidos.

Panorama

 Esta provincia no es la excepción y el panorama es el mismo que a nivel nacional.

“Loja ha sido protagonista de varias gestas históricas, pero también de procesos electorales, donde la campaña sucia ha sido una de las manifestaciones más negativas”.

Los candidatos deben realizar una promoción de altura y el CNE controlar este tipo de situaciones, agregó el profesional.

Llamado

Desde la iglesia católica también se hace un llamado a los candidatos a exponer sus proyectos de trabajo que deben ejecutarse en lo posterior.

El sacerdote Carlos Jiménez Jiménez, indicó que “se debe realizar una campaña limpia, respeto a las ideas de los otros candidatos”.

La ciudadanía es importante que no se deje engañar “por los que quieren comprar su voto, sino elegir la mejor propuesta que servirá al país”, concluyó.  (I).

 Dato

El Reglamento de Promoción Electoral determina algunas prohibiciones, como el irrespeto a los derechos: dignidad, honra y reputación de las personas; la divulgación de contenidos o comentarios discriminatorios; la denigración de la imagen de otro candidato; y, utilización de imágenes de menores de edad.