La responsabilidad electoral

Vicente Paúl Maldonado Quezada

“De tu decisión y acción política, moral y ética en las urnas, depende el progreso y desarrollo de tu pueblo” DarwinDíaz Moreno(2022)

En un principio, todos los habitantes de nuestro planeta sintieron la necesidad de poder conformar alianzas con otras personas para poder subsistir, notándose que por sí mismos no tenían la misma aptitud o capacidad para poder sobrevivir. Por lo general, las sociedades pre-modernas no necesitaban consultar al pueblo para elegir a sus gobernantes, su opinión no era relevante para elegir a sus dirigentes políticos. Eran sociedades jerárquicas, cuyos aristócratas garantizaban dicho orden, a través de reyes y la justificación religiosa del poder político.

Tener el aval del Clero era poderoso, hasta el punto de que ir contra su autoridad resultaba casi inconcebible. Sin embargo, ninguna sociedad puede sostenerse eternamente, por lo que su crisis permitió la separación de un nuevo modelo de organización social, donde el Estado debía dividir su poder y la fuente de este poder político debiera ser el pueblo. De este modo se abrió un espacio para que las personas puedan elegir a sus representantes. La democracia como una forma de elección de las autoridades ha sido un proceso que se ha ido ganando paulatinamente. La persona ejerce el sufragio porque es una forma que tiene para expresar sus intereses y preferencias a través de un representante con el objetivo de mejorar nuestras sociedades. ¿Cómo debe estar cualificado la persona para elegir a sus representantes y no equivocarse? Se debe crear marcos institucionales para hacer que la autoridad electa esté obligada con sus promesas electorales. La persona electora debe estar racionalmente ilustrada e informada, por lo que al momento de elegir debe tener la seguridad en su decisión, lo debe de hacer bajo normas ideales y de conducta, comprendiendo que debe analizar según contextos e intereses, pero sobre todo teniendo como base el destino de nuestro país y su fin debe de estar orientado al bienestar social. Difícil que un elector no esté influenciado o motivado por ideologías, intereses, mentiras, pasiones, etc. Lo que no tenemos que olvidar es el bien social y la adhesión a derechos humanos fundamentales. La esencia de la democracia está en las elecciones, en nuestra decisión individual de quiénes deben representarnos. Esto encubre que la democracia es un proceso más complejo, por lo que no tiene un factor que la defina, más aún, encubre la necesidad de que la persona misma siga participando en el control del poder, pues él es la fuente de la soberanía. Las elecciones son una parte importante de la democracia. Y para que esta funcione requiere de muchos aspectos como: separación de poderes, marco constitucional, instituciones eficientes, derechos humanos, participación ciudadana para vigilancia y evaluación de sus representantes, cultura de valores democráticos, etc., todo esto es requerido para una democracia vital y no meramente formal. Sobre todo, lo que cambiará el rumbo del país es saber qué país queremos y participar en su realización. Si bien es cierto la democracia concede el derecho a la participación social y al sufragio, este deber cívico debe ser ejercido con responsabilidad por todos los ecuatorianos el próximo 05 de febrero en las Elecciones Seccionales, pues el acto de acercarse a votar juega un papel importantísimo en el rumbo que tome nuestro país. Sufragar nos hace a todos partícipes de las decisiones que forjen el porvenir de nuestra nación. Pese a que el voto blanco o nulo puede ser escogido por los electores, lo recomendable es no hacerlo, para evitar fraudes. Antes de ir a ejercer el sufragio hay que cuestionarse las necesidades que tienen, y a partir de ahí escoger la opción que consideren podría contribuir con soluciones reales. A fin de generar un voto consciente, se promueve el “Gran Acuerdo por el Bienestar Social” que busca que la clase política se reivindique con toda la sociedad ecuatoriana, garantizando el derecho a la vida digna, combatiendo la violencia intrafamiliar, la corrupción y promoviendo nuevas oportunidades de progreso para generar mejor clima social.