¿La razón?

David Rodríguez Vivanco

Sin duda, los seres humanos estamos predispuestos a defender con pasión temas indefendibles como si bastase con el uso de la retórica, la fe y la fuerza del consenso y del grupo. En realidad, y esto lo vemos a diario en la televisión, gana el debate quién mejor habla y quien más amigos tiene en su bando. Lo que es crucial entender es que venimos equipados con la chispa necesaria para subirnos a un transporte para empujar y ser parte de un grupo, pero también venimos equipados con una importante resistencia al desencanto, con mecanismos psicológicos que casi nos obligan a retorcer la realidad con tal de no bajarnos de la burra, incluso cuando la evidencia nos abofetea.  Cognitiva y disonancia de Festinger, dos de los principales ingredientes de la naturaleza humana, aunque esto se merece su propio artículo.

Continúa leyendo «¿La razón?«