El mecanismo de socialización la tradición oral

Campos Ortega R.

Señalábamos que la feria más antigua del país, nos evoca a una comunión verdadera entre el hombre y el medio, así cada vez que saludamos: “buenos días” extendiendo la mano, tomamos una cuchara para servirnos la sopa, o cuando decidimos por la mañana ponernos un saco negro con un pantalón plomo, estamos actuando de acuerdo con un conjunto de normas y valores de nuestra comunidad y por lo tanto de nuestra cultura.

Si fuésemos de viaje a un país oriental, nuestra forma de comer, nuestros vestidos y maneras de saludar, resultarían extrañas, justamente porque en ese país, existe una cultura diferente a la nuestra.

Así como las culturas varían de un lugar a otro, también la forma en que estas son interiorizadas en los individuos son distintas; así vemos que mientras en los países occidentales las formas y valores culturales los hemos aprendido en el núcleo familiar y en la escuela, en las sociedades pre-capitalistas este aprendizaje es posible gracias a la tradición oral.

Sea cual sea el mecanismo utilizado, toda comunidad necesita para poder desarrollarse como grupo, de uno que conduzca a las personas en su lógica de funcionamiento. Este mecanismo es la socialización; es decir, el proceso de trasmisión–adquisición de los valores, normas reglas, costumbres, propios de una comunidad. La socialización con la impartición de las normas básicas de una cultura a los niños, no basta con la escolaridad continúa durante toda la vida de las personas, reforzando lo ya adquirido e introduciendo nuevos elementos culturales.

La socialización no se limita a un solo aspecto de la vida, sino que es un proceso total: relaciona al hombre con la naturaleza y con el resto de personas de su comunidad. En otras palabras, trasmite los principios del proceso económico, de la estructura social, de la religión, de la moral, de la organización política, todos estos aspectos pueden ser enumerados pero en la realidad se hallan articulados en un todo es así como se interiorizan las personas. El mecanismo de socialización básica es la tradición oral, cumpliéndose, así la sentencia de Vansina cuando señala que: “los testimonios concernientes al pasado se han trasmitido de boca en boca”.

El papel que desempeña la tradición oral en el conocimiento del medio ambiente, la relación establecida entre una sociedad y un medio ecológico requiere e incluye un conocimiento del mismo, es decir un sistema de evaluación y clasificación de los recursos y fenómenos naturales, para poder aprovecharlos en su beneficio. Estos son los contenidos que están presentes en muchísimas tradiciones orales tanto de las comunidades andinas, como de los grupos que habitan en los trópicos. Aquí radica la importancia de la tradición oral, como mecanismos de socialización, ojalá las instituciones públicas comprometidas con el desarrollo de nuestra provincia, pudiesen rescatar las tradiciones y testimonios vivos de nuestros pueblos, para convertirlas en elementos y temas de estudio, mediante la impresión de libros y productos digitales, historia y heredad de nuestra lojanidad. Así sea. (O).