El compromiso y solidaridad social

Vicente Paúl Maldonado Quezada

El compromiso social es un proceso benéfico con diferente enfoque y motivación, que se basa en principios de honorabilidad y voluntariedad, con el fin de ayudar a otras personas sin ningún tipo de interés.

Es la voluntad de apoyar a una comunidad, este se vuelve importante, porque a través de dichas acciones se ayuda a una sociedad que no puede suplir por sus propios medios las necesidades básicas como lo es la alimentación, salud, vivienda, educación entre las más destacadas, se refleja y se presenta una necesidad básica muy relevante la cual se suple inmediatamente por diferentes organismos estatales y privados, esto se puede observar y realizar en organizaciones no gubernamentales o asociaciones de protección medioambiental, derechos humanos, entre otras. Desde diferentes ONG se ofrecen posibilidades de voluntariado en campos de trabajo en países pobres, en barrios de nuestras ciudades, país, de ahí es que nace la SOLIDARIDAD, misma que se la define como la colaboración mutua entre las personas, como aquel sentimiento que las mantiene unidas a las personas en todo momento, sobre todo cuando se vivencian experiencias difíciles de las que no resulta fácil salir, se desarrolla cuando escuchamos con simpatía e interés, a quien propone alguna mejoría para todos, preguntamos y nos disponemos para participar, somos servidores de los demás, no únicamente de nosotros, comprendemos el daño que ocasiona a todos los seres indiferentes a las buenas causas, disfrutamos el valor al trabajo en equipo, cumpliendo lo mejor posible nuestros compromisos, la solidaridad es para ayudar a una persona en un momento difícil o que le es imposible realizar alguna acción como lo son los ancianos, niños, discapacitados, entre otros. Superar la individualidad y velar siempre por el bien de toda la familia, comprender a todos, sin faltar nunca a nuestros principios y deberes, apoyándoles a ser mejores, valorar lo que somos y hacemos y comprendemos la gran ayuda que recibamos por pequeña que sea.

Es importante y necesario trabajar para educar y educarnos en la virtud solidaria, distintiva de la comunidad del hombre, reconociendo que moralmente es necesario darles mayor peso a este comportamiento de apoyo a los demás, sin descuidar a nuestra propia personalidad.

Compromiso, es la palabra que habla con valentía de nuestras intenciones, se lo puede observar en los diferentes contextos en los que el hombre vive, como lo es el trabajo, colegio, universidad, en la calle, se presenta en cualquier momento, se lo aplica y se expresa con aquella actitud que nos inclina a responder favorablemente a las necesidades de nuestro grupo, de nuestro prójimo y una forma de conducta cuando se concretiza en acciones.

Compromiso es lo que transforma una persona en realidad, es la acción que habla más alto que las palabras, es hacerse el tiempo cuando no lo hay, es cumplir con lo prometido cuando las circunstancias se ponen adversas. Compromiso es el material con que se forja el carácter para poder cambiar las cosas, es el triunfo diario de la integridad sobre el escepticismo, pues hemos nacido para colaborar. Obrar, pues, como adversarios los unos de los otros son contrario a la naturaleza hay que tener mucho cuidado.(O).