Incendio en Zapotillo está controlado y liquidado en un 90%

Hasta la tarde del miércoles 29 de septiembre, un total de 205 hectáreas de bosque seco es lo que ha destruido el incendio de considerable magnitud registrado en la parroquia Limones, del cantón Zapotillo, provincia de Loja. Autoridades articulan acciones para sancionar a quienes provocaron el flagelo.

Situación

Los efectivos del Cuerpo de Bomberos de los cantones Pindal, Zapotillo y Puyango, personal de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional continúan en los sitios conocidos como El Guasimal, Novillos y Tamarindos (Limones) tratando de sofocar las llamas que amenazan con extenderse.

Efrén Vidal Sarango, alcalde de Zapotillo, expresó que el incendio forestal –fuerte y devastador- está consumiendo algunas hectáreas de bosque que inició hace 7 días (jueves 23 de septiembre); por el elevado grado de temperatura que existe en la zona, llegando a 37 y 39 grados centígrados, sumado a los fuertes vientos que se producen en la tarde hasta la noche por lo que se vuelve complejo sofocarlo en su totalidad. “El fin de semana parecía que ya lo habíamos controlado en forma definitiva, pero horas más tarde se informó que se reactivó con más fuerza. Hasta ahora se estima que ha consumido aproximadamente 205 hectáreas de bosque que era utilizado para pastoreo de ganado caprino”.

El martes 28 de septiembre, con el apoyo de las instituciones controlaron el 70% del flagelo; este miércoles 29, llegaron a un 90%. “Seguimos trabajando para eliminar los focos de fuego que todavía están presentes, por ello un equipo de monitoreo pernoctará en la montaña por tres días para evitar que se reactive el fuego. Posiblemente hasta el viernes 01 de octubre, esté 100% controlado y liquidado”.

Afectación

El presidente del Gobierno Parroquial de Limones, Vinicio Requena, indicó que desde el 2019 hasta la fecha ya se han provocado 5 incendios forestales de gran magnitud en su jurisdicción que afecta al sector capricultor, ya que la parroquia está considerada como la “capital ganadera de chivos” debido a que existen aproximadamente 20.000 ejemplares.

“No es posible que las personas que han provocado el incendio sigan libremente transitando sin responsabilidad alguna, por ende solicitó que se indague y sancione a estos ciudadanos. Entendemos que necesitan cultivar para subsistir, pero no se puede dejar pasar que hagan los trabajos sin medir las consecuencias”.

Destacó que el fuego destruyó árboles que tenían más de 100 años de vida como: guayacanes, palo santo, hualtaco; y, aves silvestres que perdieron la vida.

Rommel Aguilera, representante del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias de Loja, señaló que “hemos realizado trochas, cortafuegos y contrafuegos para minimizar el daño y evitar que el fuego siga avanzando. Estamos trabajando para liquidarlo en su totalidad”.

Según moradores del lugar, la emergencia también afecta al ganado porque consumió los forrajes. Quintiliano Cornejo Vidal puntualizó que estima que son alrededor de 400 hectáreas devastadas, porque las instituciones todavía no han recorrido el área afectada en su totalidad.(I).