Gobierno: política para turismo

El turismo no solo genera empleo, riqueza y divisas para el Estado y sus ciudadanos; sino que también, a través de esta actividad, muchos países han logrado valorar las riquezas naturales y culturales que tienen en sus territorios: parques y reservas naturales, así como patrimonios culturales que hoy son parte de los reconocimientos universales.

A nivel mundial, el peso del turismo alcanzó los 154.487 millones de euros en 2019, lo que supuso el 12,4% del PIB. Las ramas características del turismo generaron 2,72 millones de puestos de trabajo, el 12,9% del empleo total. Los países con más turistas internacionales en el 2020, año de la pandemia fueron: Italia, Francia, México y Estados Unidos.

En un año, el turismo en Ecuador generó USD 5.586,5 millones, según cifras oficiales. Como consecuencia de la pandemia el turismo entre marzo 2020 a junio 2021 perdió 3.600 millones de dólares. Hubo alguna vez que se ubicó en el puesto 11 de 18 industrias a nivel nacional.

En Loja, aún el turismo ha sido muy poco explotado; todavía tiene el impulso particular que es insuficiente. Tenemos museos y sitios históricos que mucho gustan a los visitantes propios y extraños; además de un sinnúmero de atractivos que tenemos en los 16 cantones de nuestra provincia. Mediante el exitoso plan de vacunas se proyecta reactivar el turismo. Debemos exigir un mayor presupuesto para el Festival de Artes Vivas, que es una vitrina turística. En el 2020 la pandemia produjo pérdidas cuantiosas y el cierre de 30 a 35 empresas; actualmente están plazas turísticas han empezado como en el 2010

La respectiva Cartera de Estado presentó un mega proyecto de turismo a la Asamblea Nacional, para paliar los efectos negativos de la pandemia que propició la pérdida de 120.000 empleos y 20% de empresas cerraron; proyecta plantear mejorar la competitividad destino Ecuador, como lo hace Perú o Colombia, cuando un extranjero al registrarse en un hotel tiene IVA cero. Propone que las empresas turísticas puedan reestructurar sus obligaciones con el SRI o IESS hasta por 48 meses; visas nómadas para atraer a los turistas; que las empresas turísticas puedan descontar las pérdidas del 2019 y 2020 el impuesto a la renta por 10 años al 100×100. Además, créditos blandos al 3% y creación de la policía turística.

En este milenio el ecoturismo o turismo de aventura tiene ribetes de extraordinaria importancia para la salud y por el ingreso de divisas para nuestra economía local; razón por la cual, todos los organismos locales deben unificar sus esfuerzos para optimizar sus recursos y proyectar los servicios sociales deseados.