Migrantes piden cesen multas y se agilite su regularización

Quienes vienen en condición de movilidad humana en la urbe lojana, desde hace algunos años gestionan su regularización en Ecuador.  A decir, de su dirigente en la actualidad sus compatriotas han recibido notificaciones por multas y boletas de salida voluntaria a su país.

Rosbert Arnáez Laguna, de la Asociación de Ciudadanos Migrantes Por Venezuela (Acimpoven), en Loja, indica que existe preocupación porque con la aplicación de las reformas a la Ley Orgánica de Movilidad Humana, en los últimos meses han recibido varias notificaciones de multas y boletas de salida del país, en un plazo de 30 días.

 Por este motivo, refiere el dirigente, se acudió a varias instancias a nivel nacional, entre ellas, el Ministerio de Gobierno y Cancillería para que se les proporcione información.   “A nivel local, hace pocos días, también nos dirigimos a la Defensoría del Pueblo en Loja, para que intervenga.  “El objetivo es que se ponga en vigencia el plan de regularización anunciado”.

 Casos

Arnáez Laguna precisa que a la Asociación llegan entre dos a tres casos de sus compatriotas que han estado expuestos o recibido notificaciones para que salgan o abandonen Ecuador. “El solicitar se firme las boletas de salida es arbitraria porque hay personas que están en situación de refugio o en casos de protección internacional y esto no está contemplado en la Ley”.   

A inicios del próximo mes, como Acimpoven, desarrollará un taller de capacitación dirigido a  los migrantes, donde se proporcionará información para conocer cuáles son los alcances  y qué  hacer cuándo se emitan las boletas de salida, precisa el dirigente.

Situación

Samanta Rivas Obando es madre de dos niñas y en representación de las mujeres migrantes dice que la situación es más complicada para ellas porque la mayoría de ciudadanas venezolanas salen con sus hijos en busca de mejores condiciones de vida y escapando de la violencia.

“En Loja encontramos un lugar para vivir y trabajar con nuestros emprendimientos. Sin embargo, en algunas ocasiones somos perseguidas, incluso con nuestros hijos pequeños”, afirma.  Se pide apoyo y que las autoridades intervengan de forma oportuna. (I)

Dato

Alrededor de 200 familias migrantes venezolanas viven en la provincia de Loja.