La horchata, tradición medicinal que se le realiza en Loja

En esta provincia, las familias lojanas utilizan una bebida especial para acompañar las comidas, cuya realización está hecha por yerbas aromáticas que son cultivadas en los jardines de sus casas. La preparación de esta agua la realizan por décadas, ya que la aprendieron de sus ancestros.

Se trata de la “Horchata”, un agua que se la obtiene de la mezcla de varias yerbas aromáticas. Esta bebida se la consigue después de hervir por varios minutos el líquido y añadir uno a uno los montes que se cultivan en los jardines de las diferentes familias que habitan en Loja.

Cultivos

Para obtener estas yerbas, primeramente preparan un espacio en las casas, es decir, un jardín en donde las plantas aromáticas se mezclan con la diversidad de flores que comúnmente se encuentra en un huerto. Luego, abonan la tierra y siembran la hierba luisa, cedrón, escancel, toronjil, menta, ataco, penapena, plantas que después de un año están listas para ser cortadas y servir para la preparación de la tradicional horchata.

Para los habitantes de la parroquia San Pedro de Vilcabamba, el saber cuándo una planta está lista para extraer sus hojas es importante, pues si éstas son cortadas antes de tiempo, por lo general suele morir el cultivo. “Para que el agua tenga un buen aroma, la planta debe estar en la edad adecuada”, relató doña Piedad Lanche, moradora del barrio Sacapo.

Preparación

Ella, aprendió a preparar esta bebida de su madre, ya que toda su familia acostumbra a realizar la horchata, ya sea para acompañar sus comidas o para las denominadas mingas que se realizan en el sector. El consumo lo pueden hacer caliente, al clima o fría.

Primeramente, colocan abundante agua en una olla y la ponen a cocinar, hasta que entre en ebullición. Luego, enjuagan y colocan las hiervas y flores de plantas medicinales en el agua caliente y, hacen hervir por otros minutos, luego apagan, dejan que se repose y finalmente la filtran, para que el líquido quede limpio.

Resultado

Esta agua se torna color rojo, producto del escancel y el ataco, dos plantas que son utilizadas para que den un aspecto único que caracteriza a la horchata, de la primera se extrae las hojas, mientras que de la segunda son las flores, “es un tinte natural y que le da una presentación adecuada a la bebida, siempre y cuando estas sean cortadas del instante”, sostuvo doña Piedad.

Para complementar la horchata, se endulza el líquido y finalmente se adhiere limón agrio, lo que hace que la bebida sea netamente refrescante. Esta agua, los moradores también la utilizan con fines medicinales, pues ayuda a quitar las infecciones del cuerpo humano, ya que está compuesta por yerbas naturales.

Beneficios

La tradición de consumir esta bebida, no solamente es por los pobladores de esta jurisdicción, actualmente, los extranjeros optaron por consumir las horchatas, ellos compran las yerbas en los mercados de Vilcabamba y Malacatos, ya que el cultivo de éstas es 100% natural. El costo de cada manojo es de $1.

Los beneficios de estos montes naturales son importantes para la salud: la hierba luisa, indicada para evitar indigestiones, gases e incluso el mal aliento, además, es eficaz para tratar el insomnio y el estrés; cedrón, ayuda a combatir la hinchazón o inflamación estomacal; toronjil, evita las cardiopatías de estilo nervioso; ataco, con alto valor nutritivo ya que cuenta con el doble de proteínas que el maíz y el arroz y del 60% al 80% más que el trigo, además de vitamina C y complejo B; menta, que evita los dolores de cabeza y nauseas; escancel, se lo usa para curar enfermedades de los pulmones, resfriados, catarro, anginas, dolor de pecho y neumonía. (F).