UNL tendrían un recorte de casi USD 3 millones

Casi USD 3 millones es el presupuesto que se recortaría a la Universidad Nacional de Loja (UNL) si se llega a concretar la disminución de las asignaciones para las universidades y politécnicas. Docentes llaman a dialogar al Gobierno porque hay derechos garantizados en la Constitución que no pueden ser infringidos.

Situación

USD 98’210.190,78 es el recorte que el ejecutivo haría a las universidades y politécnicas a escala nacional si llega a concretarse. La UNL, al ser parte de la Asamblea del Sistema de Educación Superior Ecuatoriana, a través de sus redes sociales exhortó a las autoridades financieras nacionales a revisar las decisiones que pretenden afectar los recursos y derechos de la juventud a una educación superior.

“Estamos dispuestos a encontrar en conjunto los mecanismos que permitan el desarrollo de nuestras funciones sustantivas sin perjudicar la educación de la Región Sur del Ecuador”.

Milton Andrade, docente de la UNL, expresó que la intención del Gobierno Nacional de recortar el presupuesto para la universidad ecuatoriana, en especial para los centros de educación superior pública, no tiene que ver con la emergencia sanitaria, viene desde hace tiempo atrás.

En el año 2019 se acortó el presupuesto y ahora en el 2020 con el pretexto de la emergencia se ha anunciado este nuevo recorte que sobrepasa los USD 100 millones; y aproximadamente USD 2’250.000 es a la UNL direccionado para la disminución de docentes y trabajadores.

“El inconveniente surge porque con menos educadores se tendría que recortar la cantidad de ingreso de estudiantes, lo que se negaría la preparación de cientos o miles de ecuatorianos y en especial lojanos”, dijo.

En cambio, Sebastián Delgado, docente, señaló que todos los recursos que son recortados por el Gobierno lo efectúa sin respetar la autonomía universitaria y la Constitución de la República que considera a la educación como la salud, entre otras como áreas estratégicas para el desarrollo del país. También la máxima Ley del Ecuador señala que ni el Ejecutivo puede recortar los presupuestos.

“De concretarse (el recorte) se ocasionaría un gravísimo e irreparable daño a la educación nacional. El estado de emergencia, en ningún modo alguno, los autoriza a violar los principios y garantías constitucionales”, añadió.
A esto hay que sumarle que la grave situación que se les avecina a la mayoría de las universidades como la UNL que ya han comprometido su presupuesto de los primeros 5 meses del presente año.

Por su parte, Luis Torres, docente, espera que el recorte no se dé y en el caso de ejecutarse la Alma Mater no se vea seriamente afectada y pueda continuar formando profesionales en la región sur por más de 160 años.(I).(FJC).