Tarjeta SITU, una opción para evitar contagios de COVID-19

Cada tarjeta SITU tendrá un costo de USD 2 e incluirá dos pasajes.

La empresa lojana Kradac se alista para poner a disposición de la ciudadanía las tarjetas SITU (Sistema de Transporte Público Urbano). Cuentan con 10.000 tarjetas para abastecer la demanda, con un costo de USD 2 cada una, que incluye 2 pasajes.

Forma de pago

Con la llegada de la pandemia de la COVID-19 al país, el distanciamiento entre personas es la clave para evitar la propagación del virus y tras la anunciada reanudación de servicios en la ciudad de Loja, entre ellos el servicio de bus urbano, las autoridades buscan, ahora más que nunca, que la ciudadanía haga uso de la tarjeta para evitar el contacto entre el conductor y los pasajeros.

Bruno Valarezo, gerente de Kradac, expresó que el Consorcio de Transportistas Urbanos Ciudad de Loja desde hace tiempo atrás han venido preparándose en la modernización no solamente del parque automotor también en el tema tecnológico y una de ellas es el pago con tarjeta electrónica recargable. Esto permitirá que la ciudadanía la adquiera, recargue y al momento de subir al bus la acerque al dispositivo de control donde se realizará el pago, sin la necesidad de utilizar dinero en efectivo.

“En la actualidad es necesario porque nos evitará manipular dinero en efectivo, el cual podría convertirse en un foco de contagio de coronavirus”, dijo.

Tarjetas

Valarezo añadió que tenían un plan para incentivar en la ciudadanía el uso de la tarjeta, sin embargo, ahora con la pandemia se recomienda su uso en el 100% de los usuarios. Por ende, la empresa cuenta con un stock para poder cubrir con la demanda actual, es decir 10.000 tarjetas, aunque se necesitarían unas 100.000 adicionales para toda la ciudad, además de las 10.000 que ya están en circulación.

“Espero que la ciudadanía continúe involucrándose en el proyecto e ir resolviendo dudas e inconvenientes, entre ellos la tarifa diferenciada donde se han presentado varios reclamos, por ejemplo, hay personas que pagan la tarifa normal, pero señalan que son de tercera edad y desean pagar la mitad del pasaje, son estudiantes o tienen discapacidad”, añadió.

Recomienda que la tarjeta sea personalizada, con el propósito de que, en caso de extraviarla pueda recuperarla con el saldo que tenía, siempre y cuando no haya sido utilizada por otra persona.

Etapas

El proyecto del pago electrónico cumplió diferentes etapas: la primera, colocación del sistema de control de GPS en los buses; segunda, ubicación de tecnología en las paradas; tercera, instalación de sistema de control y recaudo en las unidades de la troncal (buses verdes); y cuarta, ubicación del mismo sistema en los buses rojos, actividad que culminó en noviembre del año pasado, con lo cual el 100% de la flota de 238 buses tiene este sistema de cobro con tarjetas.(I).(FJC).

-En el Municipio de Loja se alista un proyecto de ordenanza con la cual establecería la obligatoriedad del uso de las tarjetas en el transporte público urbano.