Medio mes y no hay sueldos

Efrén Sarango Palacios

!Qué salados! compañeros,
medio mes con su calvario,
no nos pagan el salario
y se torna lastimero.
Mientras tanto no hay esmero
por pagarnos dichos reales;
pareciera que los males
se han juntado en esta tierra,
en la Costa, Oriente, Sierra
y otros sitios divinales.

No hay derecho, dijo un mudo,
no es posible tanta vaina,
con billete el hambre amaina
y la tripa se hace nudo.
La política de embudo
es la prueba más palpable
de un gobierno miserable,
que navega a la deriva
emperrándonos la vida
de manera condenable.

¡Pero claro! Ya pagaron
a los ñaños militares,
a los polis, familiares
y el restito, …se fregaron!
Lindo, lindo si apoyaron
en la última consulta
más sucede que resulta
que en lugar de un buen futuro
ni siquiera un huevo duro
para el pueblo y gente culta.

Los señores profesores
al igual que otros paisanos,
restregándose las manos
esperando esos valores.
Esta patria de dolores,
de vergüenza, de bandidos,
de corruptos descosidos
toca fondo sin regreso
porque un tipo poco seso
a la banca está vendido.

Sin billete mis bonitos,
poco come un ser humano,
mientras tanto los villanos
con buen sueldo y puntualitos.
Ni siquiera un huevo frito
en la mesa del empleado,
que discurre tan cabreado
calle arriba, calle abajo,
¡Reclamando, si carajo!
que le paguen lo ganado.