Hiroshima y Nagasaki testimonio de la destrucción nuclear

Campos Ortega Romero

La guerra a más de disminuir al género humano, confunde a la inteligencia para convertirla en una desmoralización de hábitos, comportamientos y violación de los más elementales valores para la supervivencia entre los hombres que constituimos el universo. La mañana del 6 de agosto de 1945, el mundo entero conoció la aplastante e inhumana revelación de una nueva era marcada por el miedo y el terror. Ese día poco después de la siete de la mañana, el bombardero B-29 de la fuerza área norteamericana, el “Enola Gay” dejó caer sobre Hiroshima la primera bomba atómica. Tres días después, un nuevo artefacto nuclear destruyó la ciudad de Nagasaki. Así se inscribía el poder del imperialismo norteamericano.

Continúa leyendo «Hiroshima y Nagasaki testimonio de la destrucción nuclear»