Municipios afectados por la no asignación de recursos

Los GAD de Gonzanamá y Calvas aun no reciben recursos desde hace tres meses.

Los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) en su mayoría recibieron en mayo su última designación de recursos por lo que claman su pronto pago debido a que casi son más de tres meses que les adeudan. Algunas obras han sido paralizadas o ejecutan las más prioritarias.

Situación

El alcalde de Gonzanamá, Norman Espinoza, expresó que son casi más de tres meses que adeudan a este Municipio. “No nos pagan los meses de junio, julio y prácticamente agosto porque desde el 25 de agosto el Ministerio de Finanzas puede hacer el depósito correspondiente. Aparte están atrasados con el IVA, con lo cual la deuda estaría pasando el millón de dólares”.

Este cantón tiene un Municipio pequeño, donde no existe una gran recaudación por impuestos, ante ello, el Gobierno Nacional debería tomar en cuenta este tipo de entidades para que en lo posible no se le recorte ni un solo centavo, sino más bien sean favorecidos cuando sube de precio el petróleo o el país está económicamente estable. Anualmente recogen entre USD 200.000 a USD 300.000 por tributos.

“A la falta de pago, se suma que el Estado tiene en mente un recorte presupuestario que va desde el 20% al 30%, lo cual dejaría a los municipios como el nuestro paralizados y solo se convertirían en entes de pago de empleados y trabajadores”, dijo.

Indicó que la no asignación de los recursos ha provocado la paralización de obras en todo sentido, por ejemplo, sistemas de agua potable para algunos barrios, ejecución de cubiertas en canchas deportivas, entre otros, así como también el no pago a los trabajadores y proveedores.

Recorte

Por su parte, Alex Padilla, alcalde de Calvas, mencionó que la situación económica que atraviesa el país es crítica como resultado de la pandemia. Las transferencias que les hace el Gobierno Central tienen serias limitaciones, ya que hasta mayo fue la última vez que recibieron, mientras que junio, julio y agosto todavía no les han desembolsado los recursos.

Ante la dura situación pide arrimar el hombro y reconoció que un recorte presupuestario debe darse, pero aspira no sea excesivamente alto, hablan de un 20% que, si limitaría seriamente a los municipios, piensa que un recorte puede ser del 1% al 8%, el cual podría ser asimilable.

“El Gobierno Nacional y los representantes de la Asociación de Municipalidades Ecuatorianas (AME) deben sentarse a dialogar para que fijen el porcentaje del recorte, y con ello los municipios podamos replanificar las obras y proyectos en este último segundo semestre”, añadió.

Padilla mencionó que a pesar de los pocos recursos que tiene el GAD tratan de efectuar las obras más prioritarias: como la ejecución de un proyecto de señalética, anticipo para la compra de un rodillo, construcción de cubiertas en canchas, entre otras.

Pandemia

En estos dos cantones la pandemia golpeó de manera distinta. Por ejemplo, Gonzanamá prácticamente estuvo por más de 3 meses sin casos, a decir, del burgomaestre se debió a que el 90% de la población fue responsable y acató las disposiciones, sin embargo, como era de esperarse actualmente tienen 6 casos positivos.

Por lo que entre las resoluciones más importantes del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Cantonal es que si una persona tiene sospechas de que posee el virus de inmediato le realizan la prueba. “Se tomó esta medida porque hay laboratorios que efectúan las pruebas, pero no avisan a las autoridades para tomar acciones”.

En cambio, en el cantón Calvas, en los últimos días tuvieron un peligroso rebrote de casos en el Centro Gerontológico San José, dos personas perdieron la vida (92 y 93 años) y, según representantes de este centro, habrían al menos 35 ciudadanos con el virus.(I).(FJC).