Relajamiento pasa factura en el aumento de casos COVID-19

Los casos de COVID-19 van en aumento en varios cantones de la provincia de Loja y según las autoridades se debe al relajamiento y no cumplir con los protocolos de bioseguridad.

Circunstancias

El cierre temporal para la no atención al público por 15 días laborables  (22 de marzo hasta al 13 de abril) de las oficinas del Municipio de Zapotillo alerta del incremento de casos de COVID-19 en este cantón fronterizo.

Según información del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Cantonal de Zapotillo, los contagios siguen en aumento y es así que acumulados tiene 169 casos positivos: Mangahurco (2), Bolaspamba (3), Garzareal (4), Paletillas (34); ciudad de Zapotillo (110); y Limones (16). Tienen 24 activos y 3 pruebas pendientes.

Por su parte, Alex Padilla Torres, alcalde de Calvas, manifestó que al igual que otros cantones su jurisdicción, en las últimas semanas, ha existido un incremento de contagios, ya que al momento están con 46 casos activos y están a la espera de 23 pruebas PCR, lo cual no descarta que la cifra se dispare.

Cree que el incremento de casos se debe a que las personas se han relajado en las últimas semanas, sin embargo, teme que con la Semana Santa y más con el proceso de segunda vuelta la situación se complique.

En ese sentido, indicó que la situación no se asemeja a los meses críticos del 2020, porque casi todos se encuentran en sus hogares y solo uno está hospitalizado, por ende, insiste con el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad.

En cambio, el alcalde del cantón Quilanga, Fredy Cueva Rojas, mencionó que semanas atrás se dieron casos graves e incluso fallecieron personas con la COVID, ya que presumen que se contagiaron en carnaval o en las elecciones.

“Afortunadamente, en la actualidad los casos han disminuido, por ejemplo, de 16 activos que hubo ahora no superan los 7, lo cual los deja más tranquilos”, destacó.(I).(FJC).