Intermediarios, “mafia” que crece y hacen su agosto en los centros de abastos

Acudir a los mercados de la ciudad y encontrar un productor vendiendo su cosecha es una tarea difícil debido a que la mayoría son comerciantes, quienes adquieren sus productos a los intermediarios, personas que a su vez compraron a los agricultores a bajo precio. Campesinos están cansados de los abusos, pero señalan que no hay autoridades que les ayuden.

Circunstancias

En el campo, cada vez que amanece los agricultores agradecen por la vida, las cosechas y los centavos que ganan por la venta de los productos, ya que todos los días deben enfrentarse a los abusos de los comerciantes intermediarios que llegan a sus fincas a regatear, es decir, a comprar los productos a bajo costo; o, son abordados cuando llegan a los mercados.

Juan Carlos Mosquera es agricultor de la parroquia Chantaco y toda su vida se ha dedicado a esta actividad. Relató a Crónica que todos los domingos sale con sus productos a expenderlos en el mercado Mayorista, sin embargo, cuando está descargando los productos es abordado por los intermediarios, quienes le ofrecen comprarle todo, pero “al bulto a precios irrisorios”.

“La mayoría de las veces les vendo por una sencilla razón: las autoridades de control a quienes más nos quitan es al agricultor que rara vez sale a vender sus productos. Estoy consciente que ellos son intermediarios y ganan, pero no me queda más debido a que necesito los recursos para pagar las deudas”.

En cambio, Guido Tandazo se dedica a la siembra de todo tipo de hortalizas. Mencionó a este diario que la mayoría de comerciantes llega a su chacra ubicada en el barrio Sauces Norte y le ofrecen comprar parte de la cosecha; tengo que venderla aunque sea perdiendo para obtener recursos y sobrevivir con mi familia”.

Por ejemplo, -en la chacra- dos coles grandes cuestan USD hasta 1.50, 6 lechugas por USD 1, pero los mismos productos adquirirlos en los mercados, la primera tiene un costo de USD 0.70 centavos o USD 1 cada una, mientras que la lechuga USD 0.50 centavos.

Agregó que “nunca ha tenido el apoyo de las autoridades, pese que saben de la problemática con los intermediarios. Conocemos que el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) entrega insumos o semillas para producir, pero al real inconveniente no lo solucionan o efectúan estrategias para combatirlo, más bien nos dejan solos y perjudicados”.   

Precios

Beatriz Sarango es una comerciante que se dedica a la compra y venta de productos de primera necesidad y animales menores. Contó que ser intermediarios no es una actividad mala tal como la hacen parecer, “sino que buscamos obtener un poco de ganancia con la compra y posterior venta, recursos que nos servirán para ayudar a nuestras familias”.

“La gente del campo siempre trae a vender gallinas, por ejemplo, si ellos piden USD 15, les ofrecemos máximo USD 12 y luego las vendemos hasta los USD 18 dependiendo del animal, sino unos USD 14 a USD 15. En las cosechas, el saco de yuca les ofrecemos hasta USD 60, para nosotros venderlo de USD 80 a USD 90”.

La economista Rita Jiménez Beltrán indicó que esta problemática es conocida por las autoridades como la del MAG, Intendencia, Comisarías pero no hacen nada para controlar. “La pérdida económica de los agricultores con los intermediarios podría superar el 40%, es decir, que si gastó USD 1000 desde la siembra hasta la cosecha, solo obtendrá USD 600, mientras que el resto pasará a ser parte de la persona que le compró el producto a precio irrisorio”.(I).

Dato

Los mercados Centro Comercial, Mayorista, Gran Colombia y Puerto Seco sitios que aglomeran intermediarios.

La mayoría de los 300 comerciantes informales son parte de los intermediarios.