Mineros artesanales piden ser incluidos en plan de regularización

Quienes se dedican a la minería artesanal en la provincia de Zamora Chinchipe, manifiestan que por más de 10 años gestionan para obtener la regularización. El registro les permitirá evitar la informalidad.  

Hasta la fecha no se cuenta con un número real de cuántos se dedican a la actividad, el último censo minero se realizó en 2010.  Sin embargo, con las reformas a la Ley de Minería, se estableció que los mineros censados sean regularizados, pero no se cumple con todo el proceso.  

Quienes se dedican a la actividad piden ser incluidos en el Plan de Regularización de Minería Artesanal.

Situación

Luis Alfredo Balcázar, vicepresidente de la Asociación Minera Chinapintza Fronteriza Gold, indica que, aunque en su organización laboran de forma legal. Hay otros mineros artesanales, que requieren el documento para ejercer el trabajo bajo los parámetros establecidos.

Al estar regularizados, les permitiría comprar con mayor facilidad los equipos y herramientas, al igual que dar seguridad a los trabajadores. 

Defender

Chinapintza está ubicada en la provincia de Zamora Chinchipe; fue descubierta por mineros artesanales en los años 70 y fue considerada la reserva de oro más grande del país.

Incluso en febrero pasado se presentó el documental “Chinapintza: trinchera del pueblo, mina de oro extranjera”.

 El proyecto audiovisual busca contar la historia de este pueblo que lleva más de 40 años en pie de lucha, defendiendo su lugar de trabajo hasta las últimas consecuencias.

El dirigente acota que él nació en el sector de Chinapintza  y desde siempre se ha luchado para que se les deje trabajar en su territorio. En los últimos años se han presentado inconvenientes para obtener las concesiones y permisos. “Hay muchas trabas y pese a las gestiones  realizadas, quedan en nada”.

Mantener

Ausberto Zúñiga Salinas, presidente de la Cámara de la Pequeña Minería de Zamora, asevera, que se continúa presionando ante las autoridades para que se acate la Ley que establece la regularización de todos los mineros artesanales, pero hasta la fecha no se lo hace. “Mientras no se cumpla con este proceso, va existir la ilegalidad”.

Refiere además que, se han mantenido varias reuniones con la Coordinación Zona 7  del Ministerio de Minas. Sin embargo, uno de los principales inconvenientes es que el catastro minero está cerrado desde 2017. “Se está a la espera que se reabra para poder cumplir con el   procedimiento”.  (I)