Los casos de bullying, en su mayoría, quedan en el silencio  

El bullying es una palabra que se ha convertido en un término habitual, también conocido como acoso escolar.  En el Distrito de Educación Loja, en los últimos meses no se han formalizado denuncias, aunque estos suelen ser muy frecuentes. Autoridades y profesionales motivan a exponer este tipo de abusos.

Una investigación efectuada por el Ministerio de Educación de Ecuador con el apoyo de Unicef y World Visión, evidencia que uno de cada cinco estudiantes sufre de acoso escolar o bullying.

 Carmen del Rosario Armijos, directora del Distrito Loja de Educación, refiere que en el tema de acoso escolar, durante los dos años de pandemia no se presentaron denuncias porque los estudiantes estuvieron en sus domicilios, bajo el sistema virtual. Sin embargo, antes eran más frecuentes.

Tras el retorno a la presencialidad, hubo un caso expuesto por una madre de familia de un centro educativo, pero luego del seguimiento y acompañamiento se determinó que no era acoso escolar, precisa la autoridad.

Prevenir

 Dentro de cada plantel se cuenta con los Departamentos de Consejería Estudiantil (DECE) quienes son los responsables de prevenir e intervenir en situaciones de violencia y estar atentos a las alertas. Los maestros también deberán actuar cuando existan casos repetitivos de intimidación de un estudiante a otro. De igual forma los padres de familia estar pendientes de las señales o síntomas que presenten sus hijos.

 Proceso

La Directora Distrital de Educación acota que, la erradicación de estas malas prácticas es un trabajo de maestros, padres de familia y alumnos.

Los docentes al evidenciar acoso escolar, el primer paso es trabajar con el estudiante agresor y de acuerdo a su edad implementar diversas actividades que permitan corregir estas malas práctica.

  Situación

Sonia María Peralta, madre de familia, dice que su hija al ingresar al colegio, a 8vo año, tuvo problemas con sus compañeros, porque ella vino del cantón Chaguarpamba a Loja.

“Mi niña me contaba que todos los días se burlaban por ser de provincia y de su forma de hablar. Incluso la aislaban de los trabajos grupales. No expusimos el caso, mejor preferimos cambiarla de establecimiento”. (I).

 Dato

Desde el 2017 en Ecuador entró en vigencia un Protocolo de actuación ante situaciones de violencia cometidas en el sistema educativo.

El Protocolo especifica que si un estudiante hace saber a un docente o autoridad de la institución educativa que está viviendo una experiencia de violencia, debe brindarle su apoyo y ayuda. El educador debe iniciar procesos de mediación con el agresor y guardar el derecho a la confidencialidad.