Las fiestas de la Santa Cruz “El Tablón” se vivieron con fe

Con gran afluencia de fieles, el último fin de semana, se celebró las fiestas de la Santa Cruz “El Tablón”, de la parroquia Santa Teresita, cantón Espíndola. Hubo comida, eucaristía y juegos tradicionales.

Circunstancias

Luego de dos años suspendidas las actividades religiosas por motivo de la pandemia, este mayo de 2022, nuevamente las personas de diversas partes del país como: Quito, Loja, el oriente y Espíndola) volvieron al cerro “El Tablón”, lugar donde está ubicada la Santa Cruz, a 2 horas a pie desde la cabecera parroquial de Santa Teresita.

Robert Chuquihuanga, síndico de la Santa Cruz, contó a Diario Crónica que los creyentes celebran las fiestas a la imagen desde hace más de 100 años debido a que fue colocada en el cerro porque crecía y los animales se morían. “Siempre hay bastante gente ya que la cruz es muy milagrosa; las personas suben -esté o no lloviendo-, algunas incluso se quedan en la noche y descienden al siguiente día”.

Las fiestas son celebradas por 4 priostes, quienes reciben un castillo de comida o tumba de un prioste anterior, luego él es el encargado de llevar en acémila hasta el cerro los alimentos, cocinar y dar a los visitantes, quienes hacen fila para recibir. También hay quienes otorgan café con pan.

“Durante el día de fiesta realizamos diversas actividades recreativas, entre estas, eucaristía celebrada por el sacerdote del cantón; y, para los niños y adultos: ollas encantadas, palo ensebado y baile del plátano; mientras que, en la noche la tradicional vaca loca y juegos de luces”.      

El padre Ángel Ocaña Silva, párroco de San Bartolomé Apóstol de Amaluza, dijo a este diario que la representación de la Santa Cruz es la victoria de Jesucristo sobre la muerte, por eso los cristianos recordamos con esperanza y buen ánimo a esta imagen de Dios en la tierra. “Por lo tanto la iglesia de Espíndola en la parroquia Santa Teresita, tiene la costumbre celebrar anualmente la fiesta en este monte elevado, donde se ha edificado la capilla y mucha gente que le tiene fe recurre a este lugar a arrodillarse por los milagros o favores recibidos”.

Andrea Calva Guamán, devota que llegó desde la ciudad de Quito, relató a Crónica que por quinta ocasión acudió a la fiesta; lo hace porque la fe en la Cruz evitó que un problema de salud que era prácticamente incurable, solo con tratamiento se curó. “Espero que la Cruz me siga dando fuerzas para continuar subiendo todos los años, al igual que mi familia”.(I)    

Dato

Castillo de comida o tumba:  madero al cual le amarran plátanos, guineos, arroz, sardina y más alimentos de tienda.    

Prioste: persona encargada de celebrar la fiesta religiosa.