Piden reforzar controles en senderos ecológicos

El tema de la inseguridad preocupa en la urbe lojana. Ciudadanos y moradores que a diario realizan caminatas o viven cerca de estos espacios piden se refuerce la vigilancia para evitar la presencia de personas desaprensivas que circulan y que se reúnen a realizar actos ilícitos.

La Junta de Desarrollo Barrial mantiene reuniones con las autoridades para dar solución a la inseguridad que se vive en la urbe lojana, dice en diálogo con Diario Crónica, Sixto Eugenio Alvarado, presidente de la organización.  Existe preocupación por parte de los moradores de los distintos barrios, en los últimos meses han estado expuestos a diferentes actos delictivos.  

El dirigente argumenta que en la cita de trabajo que se mantuvo en estos días con representantes de instituciones: Gobernación, ECU-911, Policía Nacional, Municipio, entre otras, se expuso la problemática. 

En lo relacionado a los parques y senderos, “se pidió a la Empresa Eléctrica se mejore la iluminación”. Además, a la Policía y otros estamentos de control ampliar los recorridos y patrullajes, para una mejor seguridad ciudadana.

Situación

Quienes a diario realizan caminatas, coinciden al mencionar que es urgente se busquen soluciones definitivas y poder realizar deporte con mayor tranquilidad. 

En Loja, existen senderos en los parques: Lineal- La Tebaida, Zamora Huayo, Jipiro, Orillas del Zamora, Podocarpus, Daniel Álvarez, Carigán; la ruta Cascarilla, Caxarumi, entre otros.

 Magali Montalván Rodríguez vive en el barrio Los Geranios, dice que todos los días camina por el sendero del Parque Lineal, pero lo hace a las 17h00 porque luego de las 18h00, el sitio es oscuro y peligroso.

En la mañana a las 06h00, al existir poca concurrencia también hay mayor inseguridad. En el lugar se han presentado algunos robos de celulares, precisa.

Controles

  El Comisario de Policía del cantón Loja, Diego Cañart Alvarado, explica que, en coordinación con la Policía Nacional, se realizan operativos periódicos en los senderos de la parte Norte y Sur.

Aunque reconoce que no se puede realizar un control permanente y durante todo el trayecto que comprende estos espacios.

 La zona más crítica es en el sector de  La Argelia- Ciudadela del Electricista, donde incluso se ha evidenciado el consumo de drogas.  

La autoridad acota que en algunas ocasiones se ha encontrado a individuos en estas prácticas, pero al percatarse de la presencia policial, se retiran de lugar. “Este es un problema social y los controles se intensifican en la parte Sur, donde hay más inconvenientes”. (I).