La cárcel de Loja se llena de reos de máxima seguridad

Bajo un estricto resguardo de grupos de élite de la Policía Nacional, al mediodía de este jueves 19 de mayo, un bus arribó con 13 personas privadas de la libertad (PPL) al Centro de Privación de la Libertad de Loja (CPL).

Situación

Los presos fueron traídos desde el Centro de Rehabilitación Regional El Turi- Cuenca, esto a raíz de los Habeas Corpus interpuesto por la defensa de los procesados. Hasta la fecha han realizado el traslado de alrededor de 40 reos, pero lo que tiene en zozobra a la comunidad lojana es que estas personas son consideradas de alta peligrosidad y tienen sentencias que superan los 15 años cada uno.

En días anteriores, se reunió la Mesa de Seguridad N° 2 para analizar este tema. El gobernador de Loja, Mario Mancino Valdivieso, señalaba que haría gestiones para que presos, especialmente de alta peligrosidad no vengan a la cárcel de Loja, pero esto no se ha cumplido y continúan llegando sin saber hasta cuándo.

El problema se agudiza porque la cárcel local fue construida para albergar a máximo 420 ppl y en la actualidad superan los 800.

Nerviosismo

Familiares de los reos están preocupados y con nerviosismo por este nuevo grupo que arribó a esta ciudad. Aleyda P. S., tía de un preso que cumple una condena por robo, señaló a este diario que es preocupante que más “sujetos” sean traídos para que dañen la paz en este reclusorio. “Conozco que a otras familias los está extorsionando, espero que no sea así y tampoco llegue a nosotros porque no tenemos recursos para entregar a estas bandas”.

El director del Centro Penitenciario de Loja, Carlos Domínguez Castro, señaló que le preocupa esta situación, pero como funcionarios cumplen con lo emitido por las autoridades. “Son 13 presos (12 hombres y 1 mujer) que llegaron a este centro, la mayoría son de máxima seguridad. Todos por Habeas Corpus”.(I).

Dato

Hasta el pasado martes, en el CRS-Loja su población era de 812; y, con la llegada de 13 más este jueves, suman alrededor de 825 PPL.