Cantón Loja: Admiten acción de protección a favor del arbolado urbano hasta que haya ordenanza

Varios colectivos a favor de la naturaleza presentaron una acción de protección para que se evite la tala de los árboles asentados en las riberas de los ríos de la parte urbana. El viernes 20 de mayo de 2022, la justicia dio paso a dicho recurso.

Acción

El jueves 10 de febrero de 2022, funcionarios del Municipio de Loja talaron varios árboles de sauce que estaban en la ribera del río Malacatos, en la avenida Manuel Agustín Aguirre entre Colón e Imbabura. Tras el hecho, las organizaciones condenaron la tala porque dicha actividad se habría realizado sin una justificación técnica.

El jurista David Samaniego señaló que antes de presentar la demanda buscaron diálogo con el Ayuntamiento local. “Se generó un encuentro entre varios colectivos y funcionarios del Municipio, el viernes 11 de febrero, en donde se les consultó si va o no a seguir talando árboles, pero lamentablemente no tuvimos una respuesta concreta de los funcionarios ya que señalaron que iban a consultar al alcalde”.

Con esta situación, presentaron la acción de protección para que no se corten los árboles, en la cual no solicitaron recursos económicos y nada por el estilo, sino que se abstengan a la tala hasta que haya ordenanza para el uso y gestión del arbolado urbano e inventario de cada planta en el lugar.        

César Costa Costa, integrante del colectivo

 “Somos el Río”, destaca que las autoridades judiciales hayan dado paso a la acción de protección porque no solo favorece al arbolado del cantón sino a Loja en general.

“El objetivo principal de esta acción es que los ciudadanos puedan volver a ver los ríos sin contaminación y con gran vegetación, sin embargo, la alteración sufrida durante estos años de sus riberas pasan factura, por ejemplo, la cuenca del río Malacatos continuamente le han venido deforestando y que hoy en día gran parte se ha convertido en pastizales”.

A veces las instituciones tienen una sinergia que son poco proactivas a situaciones complejas. “Debemos empezar a prepararnos para los efectos del cambio climático, primero con medidas de mitigación, es decir, qué se puede hacer para bajar el impacto; y, lo otro, adaptarse, para ello se debe volver a lo que ya tiene la naturaleza porque a veces construir muros o diques no es lo mejor, sino el estado natural del suelo, ya que en el caso de las corrientes de agua cuando hay vegetación se va deteniendo y llega con poca fuerza al río, mientras que va con fuerza si no la hay”.

Justificación

El Municipio justificaba la intervención señalando que era para evitar posibles desbordamientos del río por las fuertes lluvias, razón por la cual tras la audiencia presentaron el recurso de apelación.(I).