Don Hugo Martínez “Buen amigo, ciudadano a carta cabal y uno de los primeros taxistas de Loja”

Hugo Constante Martínez Moreno, ejemplo a seguir del taxismo lojano.

Hugo Constante Martínez Moreno fue un hombre sencillo, trabajador y buen amigo. Su pasión por el volante lo llevó a recorrer varios caminos de la ciudad, provincia y el país; incluso trasladó a dos presidentes del Ecuador: Carlos Julio Arosemena Monroy; y, José María Velasco Ibarra.

Vida

Nació en el pueblo maravilloso y vergel mágico llamado Sabiango, parroquia del cantón Macará. Fue ese el lugar donde creció parte de su niñez.

A los 5 años de edad viajó con su familia a la ciudad de Loja, luego ingresó a la escuela de los Hermanos Cristianos, donde su arduo conocimiento le hizo acreedor a sendas condecoraciones. A los 18 años, trabajó como ayudante de un camión, era la alternativa que tenía para aprender a conducir.

Hugo Martínez Moreno, en octubre de 1955, ingresó al curso de chofer; y, el 19 de septiembre de 1956 obtuvo el brevet (licencia) de conductor profesional, actividad que le permitió lograr el sustento para su familia y transportar a familias lojanas. Ingresó como socio del Sindicato Provincial de Choferes de Loja, el 21 de junio de 1957.

Taxismo

En febrero de 1959, Don Hugo inició en el taxismo, en la Cooperativa 18 de Noviembre, luego en 1960 fundó la Cooperativa Central. Su profesionalismo y dedicación le permitió adquirir un bus en la Cooperativa de Transportes Loja, con el cual recorrió el país, especialmente la conexión Loja- Machala-Guayaquil, para ello, emprendía la ruta de mucho riesgo Loja-Celica-Alamor-Pindal; sin embargo, tras dejar el taxismo, en 1977 retornó esta actividad en la Cooperativa de Taxis Central hasta noviembre de 2008.

Los pasajeros, amigos y conocidos le mostraban aprecio, llamándolo por el nombre o el seudónimo de “Maestro”, debido a que era uno de los profesionales más brillantes, responsables y su característica principal -tender la mano a quien lo necesitaba-. 

Por 40 años trabajó en la ruta Loja-Aeropuerto de Catamayo, donde se hizo de amigos y conocidos cuando los trasladaba. En esta labor tuvo el privilegio de transportar a personajes importantes, entre ellas, dos presidentes del Ecuador: Carlos Julio Arosemena Monroy; y, José María Velasco Ibarra. Además, por 4 décadas trasladó el periódico de Diario Crónica a Catamayo.

Recuerdo

A Don Hugo Constante Martínez Moreno -la vida lo bendijo y tuvo una gran familia-. Ruth, Fabián, Jackeline, Ramiro, Iván y Diego son sus hijos, con quienes compartía los minutos y las horas cuando llegaban a casa o lo acompañaban a su trabajo; así como también con sus 9 nietos y 3 bisnietos.

Iván Martínez dijo que su padre se inició como conductor profesional en el transporte de Pasajeros y de Carga hacia el Sur: Malacatos-Vilcabamba-Yangana a finales de los años 50. “Él fue un gran ser humano y profesional”.  

Ramiro Martínez recuerda que junto a su progenitor tuvo algunos viajes como Macará, Guayaquil, Cuenca. “La gran virtud de mi padre es que era conversador con los pasajeros de cualquier tema, esto debido a que también era un lector incansable” 

Mensaje

El secretario encargado del Sindicato Provincial de Choferes de Loja, Marcelo Aguilera Ramón, agregó que sienten mucho la pérdida de su colega, amigo y socio de la entidad. Cabe recordar que, el compañero Hugo Martínez fue una gran persona y un excelente chofer profesional.

“Cuando inició la ruta Loja-Aeropuerto (Catamayo) y viceversa nos dimos cuenta que era el hombre ideal para este trabajo porque cuando conversaba con personajes importantes los sabía dirigir y les contestaba con todo el conocimiento del caso porque siempre estaba en constante preparación a través de la lectura”.

Por otro lado, Jaime Arturo González lo recuerda con aprecio, porque Don Hugo fue la persona que le ayudó en el año de 1984 para iniciar su trabajo en esta ruta hacia el aeropuerto, la cual labora hasta la actualidad.

“Recuerdo muchas anécdotas, entre estas, cierta vez, nos denunciaron otros colegas de la ciudad de Catamayo porque aparentemente éramos ilegales. La Policía Nacional nos retuvo, sin embargo, como como Hugo Martínez Moreno era conocido, los pasajeros abogaron por nosotros y pudimos continuar nuestro camino. Él será siempre recordado por la clase del volante, por ser el ejemplo a seguir de honradez y responsabilidad“.(I).

Dato  

Hugo Constante Martínez Moreno, en el Gobierno de Alfredo Poveda Burbano fue nombrado Consejero Provincial por 5 años, allí ejerció la dignidad de presidente ocasional; y, en varias ocasiones como prefecto encargado.

Hugo Constante Martínez Moreno dejó escrito un libro sobre los inicios de la transportación de Loja en la ruta Malacatos-Vilcabamba-Yangana. El ejemplar será publicado en los próximos meses por sus hijos.