Objetivo tierra

Por: Ruy Fernando Hidalgo Montaño

Regularmente nos llegan alarmantes noticias sobre la situación del planeta, que los nevados como el legendario Chimborazo se están derritiendo y que los mares han subido de nivel son datos que nos mantienen en vilo por que nos presagian un final aterrador del mundo con toda su población incluida, toda la fauna y flora, lo que es más el amo de la creación el hombre.

Todo se genera por la desmedida ambición de las naciones más poderosas de la tierra quienes en su afán de consolidar su hegemonía sobre los demás países monopolizan la riqueza explotando de manera inmisericorde los recursos naturales no renovables, de esa forma los grandes perjudicados somos los pueblos del llamado tercer mundo, que encima de soportar todas las condiciones a veces humillantes que nos impone el imperialismo tengamos que ver con impotencia como contaminan la herencia común que nos legó Dios cuando nos puso como administradores de este paraíso terrenal.

Mientras las potencias se enfrascan en guerras absurdas con el único objetivo de conquistar y expandir sus dominios a lo largo y ancho del orbe, sin ningún escrúpulo no firman tratado alguno que no les convenga y van dejando pánico, dolor, contaminación, muerte, desazón, por donde posan sus apestosos tentáculos olvidándose por completo de sus semejantes tomándolos como herramientas de trabajo y jamás como seres humanos merecedores de respeto y consideración. Una muestra palpable de estos intereses utilizados por el imperialismo para dividir es lo que está ocurriendo en medio oriente ahora mismo, la matanza inmisericorde contra el pueblo palestino aupada por los que se creen jueces del mundo.

Un indio norteamericano hace muchos años sentenciaba, que todo lo que le ocurra a la tierra les ocurrirá a los hijos de la tierra, parece ser que los hombres se han olvidado totalmente de estas sabias palabras, o nunca las escucharon, pero deberían tenerlas muy en cuenta pues de ello dependerá el futuro  de las nuevas generaciones que ruegan a gritos que paren de emitir gases tóxicos  que envenenan nuestro aire, que claman por una política ambiental que se respete  y se cumpla sin distingos de ninguna clase, ellos también quieren disfrutar de ríos cristalinos donde se refleje la imagen de una esperanza  en una humanidad menos egoísta y desinteresada donde juntos hombro a hombro luchemos por un objetivo  común EL OBJETIVO TIERRA 

En estos momentos no se ha vuelto a saber en qué estado se encuentra, el empeño de un gobierno pasado, en salvar un pulmón de la humanidad representado en el Yasuni, que merece tener el respaldo de la comunidad nacional, sin embargo ese respaldo no ha llegado en la forma esperada, mientras tanto, el tiempo se agota de manera rápida, ante ello debemos tomar medidas urgentes nosotros mismos de lo contrario seremos cómplices de la debacle que se avecina en la vida de este parque que alberga en sus entrañas a un gran numero de animales únicos en su especie por eso no merecen tan trágico fin, es hora de actuar para generar los recursos suficientes que permitan no explotar las reservas de petróleo que tiene el Yasuni en su subsuelo con un único objetivo el objetivo de salvar la tierra.