La violencia política frena la participación de la mujer 

Según las normas del Código de la Democracia, en las elecciones pasadas (05 de febrero), los partidos políticos debían cumplir con el 30% de participación de la mujer como cabezas de lista, sin embargo, la violencia política, especialmente en medios digitales, frenó su participación.

Circunstancias  

La directora ejecutiva de la Corporación Participación Ciudadana, Ruth Hidalgo, dijo a Diario Crónica que “la democracia necesita de mujeres, las políticas públicas tienen que ser hechas con la visión femenina —porque somos más del 50% de la población ecuatoriana— y es precisamente lo que está limitado. Trabajamos para superar esa brecha que hasta la actualidad no se ha eliminado”, acotó.

También, monitorearon la aplicación del 30% de mujeres cabezas de lista, en relación al 2018 donde solo llegaron 12 mujeres a las prefecturas y alcaldías; este 2023 fueron 42, sin embargo, “ahora el debate se centra en la calidad de personas que llegan porque al no existir estructura en los partidos y movimientos políticos todavía no hay profesionalización de mujeres que ejerzan política y más bien las organizaciones escogen a personajes conocidos como reinas, presentadoras de farándula, entre otras”.

Agregó que la tarea está allí y aspiran que esa situación cambie y profesionales vayan a ejercer los puestos públicos.

Por su parte, Rocío Rosero Garcés, presidenta de la Coalición Nacional de Mujeres, expresó a este diario que la violencia de la mujer en la política no solo es un freno para su participación individual sino para la democracia que al final afecta la paridad.

“La base fue el 30%, pero solo se cumplió en gobiernos provinciales, mientras que en las alcaldías y juntas parroquiales todavía está lejos —aún siguen votando por los hombres—, creo que hace falta concienciación para que la sociedad apoye a las mujeres”, refirió. (I)

Dato

En la provincia de Loja, solo una mujer logró la alcaldía: Janet Guerrero Luzuriaga, en Catamayo.