Filtraciones de agua provocarían grietas en tres barrios de Gualel

En la parroquia rural del cantón Loja, Gualel, se han reportado grietas en tres barrios, los mismos que serían provocados por filtraciones de agua de sistemas de riego, para lo cual se requiere monitoreo permanente, un plan evacuación nocturno y la reubicación de las familias del sector.

Mario Benavides Rojas, coordinador zonal 7 de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR), le dijo a Diario Crónica que vienen realizando monitoreo en tres barrios de la parroquia donde hay peligro de deslizamientos. “Hace unos días hicimos una inspección técnica de un estudio geofísico por tomografía eléctrica, que realizamos hace un año y que fue entregado al Municipio de Loja”, precisó el funcionario, al tiempo de comentar sobre tres lugares que estarían generando preocupación. “En el sector de San Juan, El Rodeo y La Cruz del Calvario se han registrado grietas en el terreno, por lo que recomendamos a las familias, especialmente a quienes viven en las casas afectadas, la evacuación nocturna”; además, informó sobre el pedido al funcionario encargado de Gestión de Riesgos municipal, para que se elabore el plan de evacuación de las personas. “Le he pedido al ingeniero Riofrío que realice esa planificación, ya que ellos tienen la competencia por disposición legal”.

Comentó que desde la SNGR ya se habrían realizado los estudios y las recomendaciones oportunas, por lo que la responsabilidad estaría en manos del Ayuntamiento local. “Nosotros ya hemos advertido y pasado los informes correspondientes, ahora la acción la debe tomar el Municipio para evitar cualquier situación adversa en ese lugar”, subrayó, al tiempo de destacar que en la zona afectada habría gran cantidad de agua filtrándose de los sistemas de riego. “A decir de los propios moradores, cuando vamos, se activan los aspersores y cuando salimos, lo hacen a sequia abierta; y esa es la cultura que tenemos para regar nuestros campos”, señaló el coordinador de riesgos.

Finalmente, Benavides Rojas dijo que la autoridad más cercana a la comunidad —el GAD Parroquial— debe velar por el cumplimento de las recomendaciones realizadas al Municipio, cuya competencia sería de monitoreo permanente y los planes de evacuación y reubicación de familias afectadas. “Debe coordinar esfuerzos para que el Municipio atienda nuestros pedidos y se tengan en consideración los estudios geofísicos que entregamos”, incluso comentó que deberían aprovechar los programas de vivienda del Ministerio correspondiente, para reubicar a las familias.

Extraoficialmente conocimos que, hace quince días, el GAD Parroquial solicitó al Municipio de Loja una inspección del lugar —por el incremento de grietas en los barrios mencionados—, luego de lo cual, se habría gestionado la visita conjunta con la SNGR y con equipos tecnológicos del Cuerpo de Bomberos, en el que se habría confirmado el riesgo de desprendimiento de tierra que afectaría a predios y viviendas del área. En coordinación con el presidente parroquial se tendría planificada la evacuación de 30 familias de la zona de influencia. La evacuación sería en las noches y el dirigente Franco Angamarca estaría encargado de notificar a las personas que inicialmente dormirían en domicilios de sus familias.

Asimismo, se conoció sobre una convocatoria para la próxima semana de las autoridades parroquiales en la que se socializará los riesgos encontrados, pero también las medidas de mitigación que debe implementar la ciudadanía y moradores para reducir las fugas de agua de los sistemas de riego, que sería la hipótesis más acertada de lo que está provocando las grietas en la parroquia. “El riesgo se ha incrementado en los últimos meses por las formas de riego indiscriminado que existen en la zona”, sentenció nuestra fuente. (I)