13 de abril: El rol del maestro reflejado en las aulas

Este 13 de abril se conmemora el Día del Maestro Ecuatoriano. En los diferentes centros educativos de la urbe lojana, encontramos a educadores que, con paciencia, comparten sus conocimientos a los estudiantes y dedican su vida a la noble misión de enseñar.

En homenaje al natalicio de Juan María Montalvo Fiallos, ensayista y novelista ecuatoriano; la declaración del día del maestro fue en el año 1920 por el entonces presidente de Ecuador, Alfredo Baquerizo Moreno.

En uno de los colegios emblemáticos de la urbe lojana, la Unidad Educativa Pío Jaramillo Alvarado, encontramos a Marisol Elizabeth Tapia Hoyos, una joven educadora, quien contó a Diario Crónica, que desde que era niña sabía que su vocación era la docencia. “Mi padre también lo fue, pero ya es maestro jubilado”, relató.

Con mucho entusiasmo, dijo que en este plantel lleva 8 años laborando, imparte clases desde 8vo de Básica hasta 2do Bachillerato, en el Área de Educación Cultural y Artística.

Sin embargo, empezó su labor como maestra desde hace 15 años en varios centros educativos del cantón Loja. Recuerda que lo hizo en la exescuela Julio Ordóñez Espinosa, que actualmente lleva el nombre de José Ángel Palacios.

Ejemplo

La educadora agregó que en este trabajo los padres de familia son un pilar fundamental dentro de la educación y, por ello, el apoyo constante.

“Aunque en ciertas ocasiones la labor diaria, resulte difícil, a la vez es satisfactoria”.

Marisol Tapia resaltó el trabajo de los docentes y de quienes dedicaron su vida a enseñar.

Dirección

Dentro de la enseñanza, juega un papel muy importante, la tarea de los directivos.

William Espinoza Ordóñez, rector de la misma entidad educativa, quien también dedicó su vida a la enseñanza, reconoció el trabajo de los docentes en las diferentes modalidades desde la educación inicial hasta la superior. “Todos los días se esfuerzan por una sociedad más justa y solidaria, cerca del conocimiento e investigación”.

Aseveró que, “la misión del docente es mantener la antorcha encendida y en alto, así el estudiante ve en él un ejemplo para ser cada día mejor”. (I)